Ellos prefieren ser prudentes, pero parece que terreno se va allanando entre la baronesa Thyssen y su hijo y su nuera, Blanca. Según publica hoy la periodista Beatriz Cortázar en Abc, Tita Thyssen visitó el viernes, durante diez minutos, la galería David Bardía, donde la mujer de Borja Thyssen expone sus veinticinco cuadros.

Blanca-y-Borja Thyssen

Borja y Blanca, un matrimonio unido pese a todos los problemas que él ha tenido con la baronesa Thyssen.

Cuando Blanca INAUGURÓ SU PRIMERA EXPOSICIÓN, fue una noticia que sorprendió a todos, así como cuando vendió su primer cuadro. Hoy, la también baronesa Thyssen (aunque a ellos no les gusta usar el título, Borja y Blanca son barones Thyssen), va, poco a poco, y de forma discreta, abriéndose camino en el mundo del arte.

Tita Thyssen la baronesa Thyssen

Carmen Cervera, baronesa Thyssen, ha enterrado su hacha de guerra y suaviza relaciones con la mujer de su hijo.

Desde que se produjo el encuentro casual hace unas semanas en una calle de Madrid, cuando Tita estaba tomando un aperitivo y salió a la calle al ver a Borja, que pasaba por allí, las cosas parece que se van suavizando entre ellos tras el LARGO Y DURO ENFRENTAMIENTO que madre e hijo han vivido en los últimos años.

Hace unos días, Tita manifestó que echaba mucho de menos a Borja y que «necesito que me ayude con temas de trabajo en los museos». Luego añadió: «Claro que me gustaría ver los cuadros de Blanca». El paso está dado y parece que, por ahora, ambas partes van firmes…

xxx