El hijo de Isabel Pantoja pide al juez la custodia compartida y que su hijo vuelva a Sevilla, mientras que su ex-novia, Jessica, ha llegado a pedir que se le haga a Kiko un examen toxicológico, que en caso de dar positivo, lógicamente le inhabilitaría para tener este tipo de custodia.

La guerra abierta entre ambos comenzó cuando Jessica Bueno, rompiendo el acuerdo previo que la pareja tenía, se trasladó a vivir a Eibar con su novio,  el futbolista Jota Peleteiro, llevándose con ella al pequeño Francisco y alejándolo así de donde vive su padre, quien señala que no ve a su hijo desde el mes de septiembre.

«Estábamos de acuerdo en el régimen de visitas y en la pensión económica, pero se enamoró y se lo llevó de Sevilla» ha señalado Kiko.

kiko2

Ahora, en un juicio que se prevé rápido -se calcula que en un par de semanas se conocerá la sentencia- será al juez al que le toque decidir si concede la custodia compartida o qué tipo de régimen de visitas tendrá el niño. La vida de Jessica Bueno en Eibar puede tener los días contados porque la localidad vasca no está precisamente «cerca» de donde vive el padre del pequeño Francisco.

kiko

Kiko Rivera llegando a los Juzgados. El hijo de Isabel Pantoja ha pedido la custodia compartida.

jssica2

La modelo, que estuvo acompañada por sus dos abogados, llegó con semblante serio, sin apenas maquillaje y vestida de manera sencilla