Kiko Rivera llegaba al tanatorio de Bormujos para dar el último adiós al padre de su mujer unos minutos después de que lo hiciera ella.


Kiko Rivera ha acudido al tanatorio unos minutos después de que lo hiciera su mujer, Irene Rosales. El dj ha llegado solo, pero en el exterior se encontraba con algunos familiares de la colaboradora de ‘Viva la vida’. El hijo de Isabel Pantoja se ha parado con ellos, que no han dudado en darle el pésame por la muerte de Manuel, el padre de su mujer.

Vídeo: Gtres

Irene Rosales está viviendo uno de los momentos más delicados de su vida después de que haya fallecido su padre, Manuel, después de luchar contra un tumor cerebral durante 16 años. Nueve meses después de la muerte de su madre acaba de perder a otro importante ser querido.

Según confirmaba SEMANA, el padre de Irene Rosales, que estaba muy delicado de salud, ha fallecido este jueves a las seis de la mañana. La colaboradora, en medio de la guerra entre Kiko Rivear e Isabel Pantoja, lleva semanas pasándolo mal por su marido. También sufría por su progenitor, quien se encontraba mal de salud desde hace mucho tiempo.

Kiko Rivera llegaba al tanatorio minutos después de hacerlo su mujer

© Gtres.

Kiko Rivera ha recibido las condolencias de toda la prensa que se ha acercado hasta el tanatorio de Bormujos. Visiblemente afectado, el dj ha preferido no decir nada, pero sí que ha mirado a los que le han dado el pésame a modo de agradecimiento. Unos minutos después de enterarse de la muerte de Manuel, Kiko compartía una foto en la que aparecía una rosa y un crespón negro en señal de luto en blanco y negro.

Después, se preguntaba que «¿puedes terminar ya 2020?». Y es que está siendo un año muy complicado para todos por culpa de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. A esto han sumado la muerte de la madre de Irene Rosales el pasado mes de febrero. Ahora, el padre de la colaboradora de ‘Viva la vida’ tiene que despedir a su padre solo nueve meses después de perder a su madre.

Recibía las muestras de cariño de los familiares de Irene Rosales

© Gtres.

A este duro golpe que han recibido se une que Kiko Rivera no está en el mejor momento con su madre. En plena batalla mediática, el dj sigue esperando que la cantante lo llame. Mientras tanto, sigue lanzándole pullas a través de las redes sociales. «Es muy difícil y muy duro lo que estamos viviendo en casa. Me duele la mentira», señalaba con rotundidad. Subrayaba que no está motivado por los intereses económicos. «Yo por dinero no lo hago. No quiero dinero, no quiero herencias. No quiero que en un futuro mi madre me deje un marrón y yo a mis hijas». Y se ha mostrado tajante: «La herencia me da igual. Llevó 36 años sin heredar nada de mi padre. Lo que quiero es que mi madre no me deje un pufo».

Ahora, todos se preguntan qué paso dará Isabel Pantoja. Y es que el pasado mes de febrero no dudó en acudir hasta el tanatorio para despedir a la madre de Irene Rosales. El hecho de que Andalucía esté confinada, hace imposible que la tonadillera viaja hasta Sevilla procedente de Medina Sidonia. Aún así, se espera que tenga un detalle con Irene, a la que ha estado muy unida.