La custodia compartida significa que el pequeño deberá vivir con ambos progenitores en periodos de tiempo alternos que ellos mismos establezcan y que normalmente es por semanas o incluso por días. El pequeño Francisco podría vivir una semana con su madre y otra con su padre.

También implica que Jessica no percibirá ningún tipo de pensión ya que cada uno de los padres se hace cargo de los gastos del niño en los periodos que le corresponde.

Ayer ambos se veían las caras en los juzgados de Sevilla. La modelo llegó incluso a solicitar una prueba toxicológica que demostrara que Kiko no es apto para cuidar al pequeño Francisco. Finalmente la juez ha decidido que el pequeño, de casi un año, ha de vivir con los dos.

Esto supone un duro golpe para Jessica Bueno, de 22 años, que lleva varios meses viviendo en Eibar con su novio, el futbolista Jota Peleteiro. La modelo cogió al pequeño Francisco y se lo llevó con ella a Eibar, una circunstancia con la que Kiko no estaba para nada de acuerdo. Según él, ya habían llegado a un acuerdo económico y de regimen de visistas pero Jessica «se enamoró» y se llevó al niño a Eibar. El hijo de Isabel Pantoja señala que no ve a su hijo desde el pasado mes de septiembre.

Con estas nuevas circunstancias, la modelo deberá volver a Sevilla con su hijo o bien vivir en ambas localidades, Eibar y Sevilla, dependiendo de las semanas que tenga o no a su hijo con ella. Cuando Francisco vaya al colegio, dentro de dos años, sí que los dos padres tendrán que vivir en la misma localidad.

jssica2

Jessica Bueno ha perdido la batalla frente a Kiko por la custodia de Francisco ya que ella trataba de evitar la custodia compartida por todos los medios