La actriz, quien tuvo un proceso de divorcio express y consiguió sin esfuerzo la custodia de Suri, si bien Tom tiene un privilegiado régimen de visitas, había firmado un acuerdo prematrimonial por el que renunciaba a la fortuna del actor, pero recibe de él 320.000 euros al año en concepto de manutención para su hija, además de los gastos médicos y de educación, por lo que la cuenta corriente no es para ella ninguna preocupación.

2-ok

Katie parece sentirse muy a gusto al lado de su atractivo amigo.

 A punto de cumplir 34 años (será el próximo 18 de ciciembre), y mientras encuentra de nuevo el amor, si es que no ha sucedido ya, Katie vive muy centrada en su hija, a la que ha matriculado en un colegio católico de Nueva York, y en su trabajo, que se ha desbocado en las últimas semanas. Y es que, además de estar a punto de estrenar la obra Cuentas muertas en el en el teatro Music Box de Nueva York, lo que supone su vuelta a los escenarios tras varios años de ausencia, Katie también triunfa como diseñadora con la firma Holmes & Yang, que creó en 2009 junto a su amiga y estilista Jeanne Yang, y como modelo publicitaria, tras fichar como imagen de los cosméticos Bobbi Brown.

3-ok

La actriz pasó el domingo con su hija Suri en Chelsea Piers, un conocido centro de ocio de Manhattan.