Kate Moss es una enamorada de Ibiza y ningún verano se pierde unos días de descanso en la isla pitiusa. La modelo inglesa prefiere las jornadas relajadas en la maravillosas playas, a las noches de fiesta, que también son una de las señas de identidad de la isla. Kate, su marido, Jamie Hince y su hija Lila Grace, nacida de su relación con el periodista Jefferson Hack, pasaron una jornada en alta mar en un yate en compañía de unos amigos.

Kate Moss ha dejado atrás la vida de fiestas y excesos del pasado (que vivió especialmente durante la época en la que fue novia del músico Pete Doherty) y ha encontrado la estabilidad junto Jamie Hince, guitarrista del grupo The Kills, con el que contrajo matrimonio el 1 de julio de 2011. La modelo ha confesado que le gustaría volver a ser madre.

kate-moss2

Para Kate su familia es lo más importante.

Durante su paso por la isla de Formentera, Kate también fue fotografiada tomando el sol con uno de los fotógrafos que más partido han sabido sacarle, el peruano Mario Testino, quien tiene en la modelo británica a una de sus grandes musas.

Espléndida a los 39, algunos medios han señalado que la modelo tiene algo de tripita y celulitis, pero a juzgar por nuestras fotografías, Kate está estupenda y, por supuesto, en vacaciones puede permitirse relajarse y olvidarse de estar perfecta.

kate moss

La hija de la top model, Lila Grace, ha disfrutado intensamente estas vacaciones.