A Kate, con un sencillo biquini negro, no parece importarle tanto estar híper delgada como al resto de sus compañeras de profesión y desde luego no se la ve ‘esclava’ de su imagen. En estas vacaciones en Formentera hemos podido ver como, aunque está estupenda en biquini, su cuerpo no es para nada como el de otras top.

La modelo tampoco se cuida como hacen otras. Sale por la noche, bebe alcohol y sigue fumando. Pese a que su cuerpo ha ganado algunos kilos y la top no luce precisamente una silueta de escándalo, las marcas se la siguen rifando y ella sigue protagonizando las campañas más jugosas temporada tras temporada. Su reinado parece no tener fin.

Kate, que es todos los años asidua a Ibiza y Formentera, disfrutó esta vez de las aguas baleares en compañía de su madre, su hija de 11 años Lila Grace y otros amigos. Esta vez la la acompañó Jamie Hince, el guitarrista de The Kills con quien se casó hace algo más de dos años.

kate2

La modelo ha ganado algunos kilos últimamente

kate3

Kate disfruta del verano con su hija Lila Grace y unos amigos

kate-agua

kate4

Kate Moss, junto a su madre y un amigo, mira como Lila Gace se dispone a tirarse al agua

kate-moss-y-madre

La top británica, con su madre a bordo del yate en el que recorrieron aguas de Formentera