Julio Iglesiar Jr. acaba de renovar los votos el Lago Tahoe de California con su esposa Charisse Verhaert.
Julio Iglesiar Jr. acaba de renovar los votos el Lago Tahoe de California con su esposa Charisse Verhaert.

Julio Iglesias Jr. ha presentado la nueva afeitadora para Braun. El nuevo embajador de la marca, recién llegado de su segunda boda en el Lago Tahoe, nos cuenta cómo es su vida actualmente y habla de la ‘futurible’ boda de su madre Isabel Preysler con Mario Vargas Llosa.

Enhorabuena por la segunda boda… ¿a quién se le ocurrió la idea?
Muchas gracias. Mi mujer y yo siempre quisimos casarnos en California, lo que pasa que los problemas de juntar a toda la familia y llevarlos hasta allí era muy complicado. Cuando nos casamos, mi abuela tenía 88 y ya estaba mayor. Decidimos casarnos en España para poder juntar más fácil a la familia, a los que pudimos juntar. Y este verano nos ha dado por hacerlo, como veraneábamos allí, pensamos casarnos los dos solos.

¿Y la siguiente boda la de tu hermana Ana o la de tu madre?
Yo creo que mi madre.

¿Tienes ganas de volverla a verla casada?
Mi madre está feliz y contenta. Yo quiero ver a mi familia feliz. Y ella lo está con Mario.

¿Cómo encuentras a tu hermana Tamara tras el cambio de imagen?
Obviamente si ha engordado se puede ver. Pero la gente engorda y adelgaza y así es la vida. Seguro que se pone a régimen y este verano estará más guapa que nunca.

Ha sido su cumpleaños… ¿vais a celebrarlos juntos?
Sí, me ha dicho ella que vamos a ir hacer algo juntos para celebrarlo.

Después de esta segunda boda, ¿os planteáis ser papás?
Sí, lo hemos hablado mi mujer y yo y tenemos ganas. Dentro de nada cumplo 44 años y ya no me siento tan joven. A ver si para el año que viene… Yo quiero una niña.

¿Eres más cómplice de Ana o de Tamara?
Me llevo muy bien con las dos, pero yo creo que con Tamara. Ella es muy simpática y Ana ahora está viajando mucho con Fernando y la veo menos.

El artista se ha convertido en la imagen de la nueva afeitadora de Braun.
El artista se ha convertido en la imagen de la nueva afeitadora de Braun.

¿Tienes relación con tus hermanos de padre?
Sí, claro que sí. Sobre todo con el mayor, con Miguel. Ahora está en la edad donde es un poquito rebeldillo.

¿Tú padre cómo se encuentra?
Muy bien, ahora mismo está en Australia. Yo he trabajado con él estos dos últimos años haciendo varios conciertos.

¿Qué has descubierto de él durante este tiempo?
Que ha trabajado mucho y que está un poco cansado. No para y le encanta mucho la música. Yo creo que el día que pare de cantar será el día que se muera. Él dice que cuando no está en un escenario se aburre. Es una gran persona.

Y con Enrique, ¿te gustaría cantar?
Acabo de estar con él en Las Vegas. Él es un campeón, le va de maravilla, tiene una carrera espectacular y tiene un show que es fantástico. Nos llevamos muy bien y hablo con él todos los días de mi vida

¿Hay cierta envidia de que él haya llegado tan alto?
Al revés, yo estoy feliz de que a él le vaya de maravilla. Él tiene mi carrera y yo la mía. Hablamos de todo. Yo no tengo envidia de nadie, tengo una vida maravillosa.

¿Qué vas hacer estas navidades?
Las Navidades son muy complicadas en mi familia porque somos muchos. Mi madre siempre quiere pasarlas con sus hijos porque nos vemos poco. Entonces las pasamos o aquí en España o en Estados Unidos. A día de hoy no sé donde las vamos a pasar , se suele decir a última hora el 23 de diciembre. Y no os engaño.

 ¿Si las pasáis en Estados Unidos también puedes estar con tu padre?
Si la pasamos allí, lo que solemos hacer es el 24 con mi madre y mis hermanos, y el día 25 en casa de mi padre. Pero justamente este año, mi padre está pasando mucho tiempo en Punta Cana y ahí se complica más la cosa.