Javier Sánchez estalla después de que la Fiscalía recurra la sentencia de paternidad de Julio Iglesias

Nuevo revés para Javier Sánchez. La Fiscalía ha recurrido la sentencia que declaraba a Julio Iglesias como su padre, razón por la que todo se complica.

Tanto su madre, Edite Santos, como el propio Javier Sánchez estuvieron pleiteando contra Julio Iglesias con el fin de que se reconociese la paternidad del artista. Parecía que estaban más cerca de alzarse con la victoria hasta que este lunes se ha conocido un nuevo revés. A pesar de que hace unas semanas un juzgado reconoció que era su padre, ahora la fiscal ha recurrido justificándose en que este caso ya había sido juzgado, por lo que pide que la causa se archive. 

La Fiscalía argumenta que en su momento Edite actuó en nombre de su hijo y no en nombre propio y, además, que el propio «demandante se personó». Argumentos que ahora ponen en peligro el logro que Edite, Javier Sánchez y su abogado, Fernando Osuna, han conseguido. Sin embargo, parece que están tranquilos después de recibir la noticia, pues según ella misma ha revelado a Look «no va a pasar nada». Una versión similar a la que dio en ‘Viva la vida’, donde declaró que todavía quedaba lucha por delante, a pesar de los últimos éxitos. «Se va a quedar todo como está y que es una incoherencia porque el fiscal estaba a su favor», ha añadido.

Sin embargo, Javier Sánchez se ha mostrado muy indignado en sus redes sociales, donde ha respondido a la Fiscalía. «Qué vergüenza, el Estado español, que supuestamente debe proteger al más débil, se pone de parte del poderoso. De traca vamos. Nunca se ha visto nada igual en un país democrático europeo serio, es de una incongruencia total, o sea, mi padre, lleva burlándose de la justicia 30 años, nunca se ha realizado las pruebas de ADN que resolverían el largo contencioso por esta paternidad injustamente negada, aporto yo unas pruebas de ADN que me dan la razón y la justicia española las rechaza. ¿De qué tiene miedo el Estado español? Lo que hoy dicen que es “cosa juzgada” es realmente cosa “mal juzgada”, o mejor dicho “cosa injustamente juzgada”», comienza diciendo. Palabras que ha incluido en un post en el que ha hecho varias denuncias a través de sus redes sociales.

View this post on Instagram

Qué vergüenza, el Estado español, que supuestamente debe proteger al más débil, se pone de parte del poderoso. De traca vamos. Nunca se ha visto nada igual en un país democrático europeo serio, es de una incongruencia total, o sea, mi padre, lleva burlándose de la justicia 30 años, nunca se ha realizado las pruebas de ADN que resolverían el largo contencioso por esta paternidad injustamente negada, aporto yo unas pruebas de ADN que me dan la razón y la justicia española las rechaza. ¿De qué tiene miedo el Estado español? Lo que hoy dicen que es “cosa juzgada” es realmente cosa “mal juzgada”, o mejor dicho “cosa injustamente juzgada”. El Tribunal Supremo de entonces, no olvidemos, formado por jueces nombrados a dedo por el entonces presidente José María Aznar (a la postre amigo personal de mi padre, recuerden, le acompañaba en los mítines) en una sentencia dictada con aberrante prevaricación (aunque ya prescrito el delito), sin querer entrar en el fondo del asunto, y con ello respetar mis derechos fundamentales que me corresponden constitucionalmente de conocer mis orígenes, anuló la primera sentencia del juzgado núm 13 de Valencia, que en los 90 me concedió la paternidad, aludiendo a que se produjo un “defecto de forma”, porque el juzgado num 13 se equivocó (cometió el error de forma) y le pidió a mi padre, que entonces vivía en Miami, se realizara las pruebas de ADN por medio de una “comisión rogatoria” en lugar de haberlo hecho por medio de una “comisión diplomática”. Error de forma en todo caso cometido por el juzgado nº 13 de Valencia (que no olvidemos representa al Estado español). Alguien se pregunta ¿por qué en su día el Tribunal Supremo no quiso entrar en el fondo del caso y se escudó en el defecto de forma (cometido por el propio Estado) para anular la sentencia que me otorgaba la paternidad? Ahora resulta que la fiscalía (que forma también de la estructura del Estado español) dice que es cosa juzgada, pero qué culpa tengo yo que en su momento el juzgado num 13 cometiera el error de forma y el Tribunal Supremo cometiera prevaricación? El defecto de forma lo cometió el propio estado Español!!! Que dirá el tribunal europeo cuando lleguemos? #justice

A post shared by JΔ∇IΣR SΔΠTΩS (@javiersantosinsta) on

Fue precisamente después de su último triunfo judicial cuando Javier Sánchez Santos rompió su silencio y lo hizo en la revista Semana. El juez había comprobado su parentesco y en su entrevista reveló la mejor de las noticias: «voy a ser padre». Buena nueva que muy pocos conocían entonces y que suponía que, una vez más, Julio Iglesias se convirtiera en abuelo.

Una noticia que llega tres décadas después que la exbailarina haya tratado de demostrar que el valenciano es el primogénito del artista, pero siempre se ha encontrado con escollos como la negativa para someterse a la prueba del ADN. Esta historia se remonta al año 1975 cuando ambos trabajaban en una sala de fiestas de la Costa Brava, año en el que se cruzaron sus caminos y en el que supuestamente se quedó embarazada del cantante. Fue después cuando emprendió acciones legales y, aunque el proceso legal ha sido difícil, parece que todo está más cerca de terminar.