julian-munoz
Los medios de comunicación, inmortalizando un momento del juicio, en el que vimos a un muy mermado Julián Muñoz.

Ayer Julián Muñoz volvió a escribir una nueva página en el mundo de los tribunales. El que fuera alcalde de Marbella ha sido juzgado por la recalificación del terreno que ocupaba la casa de Sean Connery, por la que ha acabado teniendo una pena de un año por prevaricación urbanística. Lo que hemos podido constatar es que está peor físicamente que en su comparecencia anterior en los tribunales en el mes de septiembre por el caso Fergocon. Sin duda, el exedil está atravesando una situación física muy delicada, tanto es así que sus hijas temen que pueda morir en la cárcel. 

Son muchos los problemas de salud que arrastra Julián Muñoz, quien necesitaba de una muleta para poder caminar. En el rostro podíamos apreciar las secuelas de sus diversas dolencias y su imagen contrasta con la que lucía cuando era pareja de Isabel Pantoja, quien también está cumpliendo con su pena de cárcel en tercer grado.

julian-monoz
Julián Muñoz atraviesa una situación muy delicada y sus hijas, fruto de su matrimonio con Maite Zaldívar, temen por su vida.