ruiz-mateos
José María Ruiz Mateos, en 2012, acudiendo a un juicio en Palma de Mallorca.

El ingreso hospitalario de José María Ruiz Mateos se produjo el 17 de agosto cuando sufrió una caída en la urbanización de Vistahermosa, donde la familia pasaba sus vacaciones estivales. Tras la rotura de cadera, el empresario, fundador de Rumasa, fue intervenido para implantarle en clavo (no se necesitó una prótesis), pero posteriormente enfermó de neumonía. En un principio parecía que estaba respondiendo bien al tratamiento de antibióticos, pero no logró remontar la situación. Lo cierto es que tenía una salud delicada, ya que también estaba aquejado de parkinson y tuvo que ser ingresado en diversas ocasiones a lo largo de los últimos años.

boyer
Miguel Boyer se convirtió en su máximo enemigo y aquí le vemos, manifestándose contra el que fuera ministro de Economía.

José María Ruiz Mateos fue uno de los empresarios más conocidos de España gracias a la creación de Rumasa, holding que llegó a comprender 230 empresas y a tener más de 65.000 empleados, que fue expropiada por el presidente Felipe González a través de su ministro de Economía, Miguel Boyer. Un momento muy mediático fue en 1989 cuando propinó un puñetazo al marido de Isabel Preysler. En ese mismo año fue elegido eurodiputado.

Con graves problemas con la justicia, José María también fue propietario del Rayo Vallecano, del que fue presidenta su mujer, Teresa Rivero, madre de sus trece hijos.

teresa
Con Teresa Rivero, su mujer, madre de sus trece hijos.