El parte médico indica que el paciente se encuentra bien y no tiene dolor.


El torero José María Manzanares lleva años haciendo frente a graves problemas de espalda. Esta vez, ha sido intervenido de urgencia en el Hospital San Juan de Dios de León por el doctor Antonio L. Mostaza Saavedra. La operación ha durado cuatro horas y media y todo ha salido según lo previsto, ha confirmado la sala de prensa del torero a través de una nota.

Foto: Gtres

El parte médico indica que el paciente se encuentra bien y no tiene dolor. Además, se detalla en que el «acto quirúrgico ha consistido en un abordaje mediante técnica de cirugía mínimamente invasiva al segmento L4-L5. Se ha practicado una micro descompresión endoscópica de las raíces L4-L5 izquierdas que estaban envueltas en un magma fibroso y además había una hernia discal extruida subligamentaria».

Por último, una vez «realizada la descompresión endoscópica radicular y apreciada la buena movilidad de las raíces nerviosas se procede a introducir un dispositivo intersomático de titanio poroso en el segmento L4-L5 seguido de una artrodesis transpedicular L4-L5». El diestro ha querido manifestarse a través de las redes donde ha agradecido el apoyo recibido durante estos últimos días: «Ojalá vaya todo bien», pedía. 

Foto: Gtres

No es la primera operación de espalda a la que se somete José María Manzanares. El torero ha visto cómo en los últimos meses continuaban sus dolores de espalda. Sufrió una lesión mientras toreaba que ha intentado mitigar con varias intervenciones, duros y largos procesos de rehabilitación y con la ayuda profesional de fisioterapeutas y osteópatas.

Un auténtico calvario

Como consecuencia de esta operación ha tenido que cancelar todos sus compromisos previstos esta temporada. Él mismo, a través de un comunicado, confesaba su calvario ya que los «intensos dolores provocados por la lesión le impiden llevar una vida normal». El pasado mes de julio fue operado de una rizolisis, «técnica que consiste en la aplicación de calor por radiofrecuencia en las raíces nerviosas afectadas con el objetivo de anular el dolor de la hernia. Los efectos de la rizolisis no fueron los esperados y tuvo que volver a ser intervenido una semana antes de su actuación en Mérida».

Foto: Twitter

Entonces se le procedió a bloquear la articulación sacroiliaca izquierda, bloqueo facetario L4-L5 y L5-S1 así como radiofrecuencia pulsada sobre L4-L5 durante 6 minutos. El parte médico del Doctor Antonio Luis Mostaza, a fecha de 16 de septiembre, señalaba que presentaba «radiculopatía L5 izquierda. Debilidad para la flexión dorsal del pie izquierdo. Hernia discal L4-L5 en situación preforaminal y foraminal izquierda. Fibrosis postquirúrgica. Discopatía degenerativa L4-L5 y menor cuantía L5-S1”.

El plazo de su recuperación dependerá de la evolución de la lesión. Como consecuencia de su intervención, José María Manzanares no ha podido estar en una cita importante, la alternativa de Marcos Pérez en Nimes, Francia. A pesar de ello, ha querido mandarle el siguiente mensaje a través de sus redes: «No podré estar en Nimes contigo y ser tu padrino en un día tan especial como es para nosotros los toreros el día de nuestra alternativa…. Lo siento en el alma y por el cariño que te tengo a ti y a toda tu familia, me hubiera encantado estar a tu lado mañana. Te deseo toda la suerte del mundo y que sea un día inolvidable e importante para ti. Toda mi energía y toda la suerte del mundo Marcos!!!! Vamos pa lante 💪🏻🍎ABRAZOS ENORMES. Estaré en pensamiento allí».

Esperemos que gracias a esta nueva intervención quirúrgica y con el apoyo de su mujer, Rocío Escalona, y sus tres hijos, José María, Julieta y Gabriela, logre recuperar la salud y la normalidad en su vida.