Hablamos con vecinos de Munera (Albacete), el pueblo en el que residía José Luis Losa antes y después de morir su mujer, Inma.


En Munera no son capaces de hacerse todavía a la idea. José Luis Losa les dejó para siempre este fin de semana, solo dos meses después de que el ganador de ‘Supervivientes’ enterrara al amor de su vida. Desde entonces, nada fue lo mismo para él. El albaceteño no fue capaz de remontar, un sentimiento que ni pudo ni quiso maquillar a aquellos que tenía cerca. Además de su familia más cercana, los vecinos de Munera y sus compañeros de trabajo eran conscientes del duelo al que estaba haciendo frente y así lo revelan a SEMANA. «Tras la muerte de su mujer siguió trabajando, aunque pasó un proceso muy complicado«, dice una trabajadora del Ayuntamiento, donde él ejercía como concejal de la corporación municipal desde el año 2019. Trató de refugiarse en el trabajo, de hecho, se embarcó en un negocio que estaba a punto de ver la luz.

José Luis Losa mujer Inma muere
Foto: Gtres

El dolor se hizo insoportable para él, pero intentó hasta el final tener la mente ocupada y comenzar una vida sin Inma, la mujer que siempre le hizo vibrar. «Estaba emprendiendo en una granja de pollos. Estaba casi todo listo para que abriera sus puertas (…) La semana que viene iba a recibir los pollos y solo le quedaban algunos detalles. Ahora no se sabe qué pasará con esto», nos dice la vecina de este municipio de 3.000 habitantes a esta revista. Ella fue testigo del buen hacer de José Luis Losa, así como de la implicación que demostró durante la crisis sanitaria en su lugar de residencia. «Era muy agradable, se desvivía con todo lo que hacía. Durante la pandemia incluso salía a fumigar las calles del pueblo», cuenta.

Su trabajo como concejal solo le obligaba a estar presente en sesiones y plenos del Ayuntamiento de Munera, pero el resto del tiempo podía ocuparlo en otras labores: «Es un ayuntamiento muy pequeño». Era un hombre todoterreno y se esforzaba al máximo por llevar a cabo todos sus proyectos, sin embargo, desde la muerte de Inma perdió por completo la ilusión y sus dos hijos lo sabían. «Se ha muerto tu madre, pero a mí se me ha ido la vida», fue la frase con la que José Luis Losa anunció a su hija mayor el principio de su fin. Aunque a ambos ahora les reconforta pensar que «al menos están juntos», jamás hubieran podido imaginar este trágico final para ellos.

Inma Losa
© Europa Press.

En cuestión de dos meses han dicho adiós a un matrimonio idílico y es que quien conoció a Inma y José Luis Losa sabe que la pareja era la viva estampa del amor. Se adoraban, siendo precisamente la ausencia de ella la que provocó en él una desazón de la que no pudo salir. El vencedor de ‘Supervivientes’ fue encontrado con solo 47 años sin vida a en su domicilio y fue este lunes cuando tuvo lugar su funeral en la Iglesia San Sebastián, misa, que por cierto, contó con numerosos asistentes, entre otros, todos los trabajadores del ayuntamiento en el que prestaba sus servicios como trabajador. «Todos los trabajadores del Ayuntamiento de Munera han ido a la iglesia de San Sebastián para despedirse de José Luis», nos comunicaron a SEMANA este 9 de mayo a media mañana.

El pueblo aún sigue impactado con la noticia de su fallecimiento. Ha sido repentino y «continúan sorprendidos», pues no han tenido tiempo para digerir todo lo que ha pasado en tan poco tiempo. Consternados por el giro inesperado de esta historia, han decretado dos días de luto oficial en Munera y han cancelado todos los actos oficiales que estaban previstos tras su muerte como muestra de condolencia.

Fue en el mes de marzo cuando dieron el último adiós a Inma Simarro, quien murió a causa de un infarto con 48 años. 60 días más tarde sus hijos entierran a su progenitor y lo hacen después de las declaraciones de su abuela, Luisa, madre del fallecido: «No sabemos cómo vamos a salir de esta». 

¿En qué concursos participó José Luis Losa?

Concursó en 'Supervivientes' en el año 2017 y en 'MasterChef' en la cuarta edición. En el mes de mayo ha sido encontrado sin vida en su domicilio en Albacete.