jose-fernando
José Fernando está viviendo un momento personal muy delicado.

José Fernando ya ha sido puesto en libertad por, al parecer, quebrantar una orden de alejamiento de su expareja, según ha publicado Efe. 

Todo tuvo lugar en la madrugada del 13 de enero en Arcos de la Frontera, en la provincia de Cádiz. Una patrulla de la Guardia Civil sospechó de dos personas que estaban en un coche que se dio a la fuga de manera precipitada. Según parece, José Fernando, que era el conductor del vehículo, dio un frenazo, salió del coche y se dio a la fuga.

Uno de los agentes intentó alcanzarle sin éxito, mientras que el otro se dirigió al vehículo, en el que se encontraba la expareja de José Fernando, Michu. Se da la circunstancia que el hijo de Ortega Cano tiene una orden de alejamiento sobre ella.

Finalmente fue detenido ayer en una de las calles de Arcos de la Frontera y hoy ha sido puesto en libertad.

Respecto a sus problemas con la justicia, debemos recordar que José Fernando fue condenado a un año y nueve meses de cárcel por el robo de un coche tras un incidente en un club de alterne en Sevilla.

Según publica El Diario de Cádiz «los delitos de los que se le acusa son quebrantamiento de las medidas cautelares por una orden de alejamiento que tenía sobre Michu, con quien, según el juez, no podía comunicarse de ninguna de las maneras; conducir sin tener, ni haber tenido nunca, carnet de conducir, y darse a la fuga ante la Guardia Civil, una conducta que agrava todo lo anterior».