Jorge Javier Vázquez va a ser operado este martes de nuevo, aunque ha preferido guardarse el motivo real de su intervención. Hace 22 años su padre recorría el mismo camino que él y no regresó, algo que siempre mantiene intranquilos a los suyos


Jorge Javier Vázquez vuelve a ponerse en manos de los cirujanos este martes. Lo hace con la tranquilidad de que su intervención no es grave, al menos no tanto como la que le llevó a quirófano el pasado 18 de marzo tras sufrir una aneurisma. Una operación programada en agenda desde hacía un mes y medio, de ahí que no revista urgencia, pero que aún así le hace replantearse una vez más lo que le sucedió a su padre, 22 años atrás.

Jorge Javier Vázquez

Su padre, tal y como el presentador recordó en su anterior intervención quirúrgica, realizó el mismo camino que él tomará ahora, pero no regresó. El dolor y la tristeza marcó en el calendario ese 18 de marzo como un día negro. Hoy, la preocupación vuelve a instalarse en la familia, que reza para que todo salga según lo previsto y puedan disfrutar sin más una Navidad especial, en la que tienen mucho que agradecer, pese a los sustos y obstáculos a los que se han enfrentado en este 2019.