Joaquín Sabina ha hincado rodilla y le ha pedido matrimonio a su novia desde hace 20 años, JImena Coronado, tal y como desveló Joan Manuel Serrat


Joaquín Sabina le ha pedido matrimonio a su pareja, la fotógrafa Jimena Coronado, tras una relación de más de 20 años. Ha sido su amigo y compañero de profesión, Joan Manuel Serrat, el encargado de desvelar la noticia mientras que se encuentran de gira promocional por Argentina. Una noticia que ha cruzado el charco y ha llegado hasta su país natal.

Joaquín ha hincado rodilla y le ha pedido matrimonio a su novia

Tal y como ha desvelado el compositor en el programa argentino ‘Teleshow’, Joaquín Sabina lo ha hecho del modo más tradicional: hincando rodilla y pidiéndole matrimonio. Serrat y Sabina estuvieron charlando en el espacio durante su gira por Argentina donde confesaron la feliz noticia. Sabina confirmó la noticia:«Yo tengo 70 años, el día que la Jime cumplió 50 doblé la cerviz y en verso…».

Joaquín Sabina y Jimena Coronado se conocieron en 1999 durante la promoción de un disco del artista en Lima. Jimena asistió al Hotel Sheraton en calidad de fotógrafa del diario local ‘El Comercio’ para realizarle un reportaje al cantante. Fue entonces cuando saltaron las chispas y Joaquín pidió una segunda cita, ya sin ningún matiz profesional. Desde entonces, no se han separado ni un momento y ella se ha convertido en la mano derecha de Sabina. Coronado es hija del expresidente del Banco Central de Reserva del Perú.

Comparte su vida desde hace 20 años

No sólo es su pareja sentimental y con quien comparten vida y casa en Madrid desde hace dos décadas sino que Jimena se ha convertido también en su musa. A ella le dedicó, entre otros, la canción ‘Rosa de Lima’. Jimena Coronado fue clave en la recuperación del cantante tras el infarto cerebral que sufrió en 2001.

No sería el primer matrimonio para el artista después de darse el ‘sí, quiero’ con Isabel Oliart, hija del exministro de Industria UCD Alberto Oliart, en una gran boda. Fruto de ese matrimonio nacieron sus hijas: Carmena y Rocío Martínez Oliart.