«Jennifer sabía que cuanto más mayor, más difícil sería quedarse embarazada por lo que mandó congelar algunos de sus óvulos y cuando descubrió que el tratamiento ‘in vitro’ al que se sometió funcionaba, rompió a llorar» señaló un amigo de la actriz de ‘Friends’

La semana pasada, en su última aparición pública ya todo el mundo especuló con la abultada tripita de la actriz y tal y como ahora se confirma, esas sospechas eran ciertas. Lo cierto es que la prensa ya había embarazado a la actriz en más de una ocasión. Lo que sí era público era su anhelo de ser madre, algo con lo que ella siempre habia soñado.

La ex-mujer de Brad Pitt está comprometida desde hace casi dos años con el también actor Justin Theroux pero la pareja no parece encontrar el momento idóneo para pasar por altar. Sin duda ahora tendrán un buen motivo para hacerlo.