El plan de Javier Calle en su primer finde ‘de soltero’ que hará feliz a Alba Díaz

Alba Díaz ya está instalada en París y, aunque la joven está cumpliendo uno de sus sueños al haberse podido instalar en la capital francesa, ha tenido que renunciar a muchas cosas para ello. Una de las más importantes es, sin duda, la compañía de su chico, Javier Calle. Aunque la pareja vive su amor a distancia desde el principio, ya que él vive en Marbella y ella lo hacía en Madrid, ahora han sumado muchos kilómetros a su separación.

Alba Díaz y Javier Calle dan un nuevo (y permanente) paso en su separación

El primer fin de semana separados podría haber sido una dura prueba para ellos, de no ser porque Javier ha elegido un plan que, a ciencia cierta, habrá hecho muy feliz a su chica: ir a la Goyesca de Ronda. La pasión de Alba por los toros le viene de cuna, ya que no solo es hija de Manuel Díaz ‘El Cordobés’, sino que su abuelo materno y padre de Vicky Martín Berrocal era un auténtico apasionado.

Así es el lujoso piso que ha alquilado Alba Díaz en París

Que Javier Calle haya decidido dedicar su primer sábado lejos de Alba a acudir a un templo del toreo como es la plaza de Ronda es un homenaje no solo a su pareja sino también a las raíces de esta. El empresario marbellí se ha hecho un hueco en la vida familiar de su novia. Viajes con las Martín Berrocal a Portugal, paseos en barco con Julián Díaz, el tío de Alba, y comidas y sobremesas con Manuel Díaz, Virginia Troconis y sus hijos han sido los planes perfectos con los que el andaluz ha ido conquistando a las que, hasta antes de llegar él, eran las personas más importantes de la vida de la joven con la que ahora comparte su vida.