Ivonne Reyes no está pasando por su mejor momento, el 24 de mayo perdió a su hermano trágicamente, y ahora está pasando por otro bache. Después de que Pepe Navarro solicitara someterse a las pruebas de paternidad a las que se negó en 2010, Ivonne se ha puesto en manos de sus abogados y ha decidido denunciarle ante la Fiscalía General del Estado por las reiteradas declaraciones públicas en las que niega ser el padre de su hijo. En el escrito presentado, Ivonne solicita amparo para el menor «por daño moral y psicológico», ya que según fuentes cercanas a la familia el joven lo pasó mal durante el juicio. 

Años después de que Pepe Navarro hiciera caso omiso a las numerosas citaciones judiciales para las pruebas de ADN, el caso se reabre. Pero mientras tanto, Ivonne intenta despejarse y seguir con su vida. Y parece que poco a poco lo está consiguiendo, la venezolana pasó su domingo rodeada de amigas en el Hipódromo de La Zarzuela (Madrid), entre ellas Marta González, Carmen Lomana, Sonia González y Vania Millán. Según su palabras, fue «una tarde mágica». 

ivonne
Ivonne Reyes junto a sus amigas en el hipódromo.