Ivonne Reyes ha decidido, junto a su hijo, Alejandro Reyes, renunciar a la cuantía que Pepe Navarro le entregaba a modo de manutención. Eso sí, no piensa renunciar a la futurible herencia. Vea el vídeo donde explica sus motivos


Ivonne Reyes y su hijo, Alejandro Reyes, han decidido dar carpetazo a la historia que les une a Pepe Navarro, tratando de romper con los lazos que le atan a él, ahora que el presentador ha decidido dar la cara al fin y poner los puntos sobre las íes. El comunicador mantiene que el hijo de la actriz no es suyo, a pesar de que el juez decidiera adjudicarle su paternidad ante su negativas hasta en seis ocasiones a hacerse las pertinentes pruebas de ADN. Se ha mostrado muy tajante y sabe a la perfección que este parentesco no es biológico, sino meramente legal, pero la venezolana entiende que este debate es cosa ya del pasado y que lo único que puede hacer es renunciar a la pensión alimenticia que el presentador le ofrecía a su hijo.

Vídeo: Europa Press

“Solo tengo cuatro hijos, lo digo yo y es verdad. No soy el padre de Ivonne Reyes. Yo no voy a dar mi opinión, voy a enseñar documentos y testimonios de toda esta maraña”. Con esta determinación se sentaba Pepe Navarro en ‘Sábado Deluxe’, removiendo una historia que lleva coleando desde hace años y de la que al final tan solo hubo una certeza, la judicial, y que dictaba que Alejandro Reyes es su hijo legal. Ivonne Reyes, por su parte, también ha sido tajante en su respuesta a la entrevista y a la posibilidad de que su hijo tenga acceso en un futuro a la herencia del presentador: “Estoy tranquila porque la justicia me ha dado la razón. Es algo ya juzgado. Alejandro Reyes es su hijo legítimo, ha sido reconocido en una sentencia judicial firme. Además, cuando se interpuso la demanda de filiación se solicitaba la inscripción en el Registro Civil de Madrid. Por lo tanto, es un hijo con los mismos derechos que sus hermanos y es inamovible a todos los efectos legales”. Es decir, sí podrá heredar llegado el momento.

Eso sí, que Alejandro Reyes pueda tener acceso a la parte correspondiente de la fortuna de Pepe Navarro cuando este falte no quita que el joven haya decidido renunciar a la manutención que recibía en condición de hijo legítimo. Así lo ha querido dejar claro ahora la propia Ivonne Reyes: “Es cierto, mi hijo, yo también, tomó la decisión”, sostiene la venezolana, que además promete, para tranquilidad de Pepe Navarro, que no emprenderá ninguna batalla contra él, aunque pone un límite: “Pero que no me toque lo mío”. Con este gesto, la actriz demuestra que lo suyo no es económico, que esta parcela no le preocupa en el presente y lo deja claro renunciando a la manutención, pero no a la herencia que le correspondería a su hijo por ley, al menos sí la legítima. A esto no piensa renunciar, pues lo considera suyo.