Después de disfrutar de unos días de relax en la isla balear, Isabel Preysler y Tamara Falcó han vuelto a hacer las maletas para regresar a su casa en Madrid. Ha sido poco tiempo, pero suficiente para subir un poquito el tono del moreno y oxigenar la mente de cara a retomar con más fuerza sus obligaciones. 

La esposa de Miguel Boyer decidió marcharse con la segunda de sus tres hijas (Chabeli Iglesias y Ana Boyer son las otras), más dos amigas de ésta, con quienes ha compartido jornadas de playa, los preciosos atardeceres acompasados con música y un buen cóctel famosos en la isla pitiusa y las lógicas incursiones en las tiendas hippies de Ibiza.

Isabel-Preysler-Tamara

Tamara Falcó, inseparable de su móvil, y con su maleta preparada.

Isabel-Preysler-Tamara

Tamara ha estado acompañada por dos de sus mejores amigas.

Isabel Preysler no ha querido pasar más tiempo lejos de su marido, Miguel Boyer, quien sufrió un ictus en febrero de 2012, del que continúa recuperándose. En todo este tiempo, la considerada «reina del corazón» no se ha separado de él, ayudándole en el duro proceso de rehabilitación.

Mientras tanto, cuenta con el apoyo de sus hijos, en especial de los que tiene cerca, Tamara y Ana, quienes viven con ellos en la residencia familiar. Esta escapada ibicenca, pese a lo ocupadísima de la isla en plena temporada alta, seguro que les ha sentado de maravilla.

Isabel-Preysler-Tamara

Isabel Preysler, de 62 años, con su habitual estilo cool, despidiéndose de los medios y de la isla balear.