foto-1

Isabel, de 63 años, y su hija Ana, en el tanatorio. 

tamara-falco

Tamara Falcó, a su llegada a la capilla ardiente.

preysler2

Isabel y su hija han dado muestras de una gran entereza.

madre-preysler

La madre de Isabel Preysler, un gran apoyo para ella en estos momentos.

alvaro

Beatriz Arrastia, madre de Isabel Preysler, con su nieto Álvaro, hijo de su fallecida hija Beatriz.

carlos-solchaga

Carlos Solchaga, a la salida de la Clínica Ruber Internacional.

Ha sido Carlos Solchaga quien ha dado los primeros pormenores de cómo se encuentra la familia ante tan inesperada noticia: «Isabel Preysler, su viuda, está desolada porque ha sucedido todo muy deprisa. Han venido esta mañana corriendo y ya no han podido hacer nada por él. Ana y Tamara (ha dicho en alusión a Ana Boyer y Tamara Falcó)  también están muy tristes. Me quedo mal porque quería ir a visitara este verano, pero no pude y Miguel se ha ido sin que le viera. Es una pena».

En torno a las dos de la tarde, su viuda, Isabel Preysler, sus hijas y su madre, se trasladaron desde la Clínica Rúber Internacional al Tanatorio Parque de San Isidro de Madrid, donde quedará instalada la capilla ardiente. A partir de las cinco de la tarde numerosas personalidades se acercaron hasta allí para dar las condolencias a la familia.

carmen

Carmen Martínez Bordiú se desplazó a la casa de Isabel Preysler y Miguel Boyer en la urbanización Puerta de Hierro de Madrid tras conocer la noticia.