Cantora es la única de las casas de la que la cantante no va a deshacerse. El trasiego de camiones a la finca ha sido incesante este fin de semana; y algunos especularon con que la propia cantante se escondía en uno de ellos para ser trasladada a prisión.

Al parecer es su hermano Agustín Pantoja el que se encargará de los asuntos económicos y judiciales de la artista. El fue el encargado de desmantelar la casa de La Moraleja (que está en venta) y trasladar todos los objetos de la cantante a Cantora.

La Fiscalía confirmó ayer que la cantante debe ingresar en prisión cuanto antes al rechazar su último recurso. Rechaza la suspensión de la pena y también rechaza la petición de retraso de ingreso en prisión de la tonadillera, cuyos abogados habían pedido un aplazamiento «para arreglar sus asuntos». A continuación de la Fiscalía es la Audiencia Provincial de Málaga la que se pronunciará en las próximas horas y decretará su ingreso en prisión, que cada vez parece más inminente.

Isabel mientras tanto agota sus últimas y desesperadas horas en libertad, siempre acompañada por su familia y amigos más cercanos. Hoy María Patiño ha comentado en ‘Sálvame’ que Isabel Pantoja ingresaría voluntariamente este sábado 22 en la cárcel de Alcalá de Guadaira pero que la tonadillera lo hará yendo a una comisaría de Policía, para ser luego trasladada a la cárcel en un furgón policial y evitar así ser fotografiada.

Alguna de las ex-presas del centro penitenciario de Alcalá de Guadaira han relatado en ‘Salvame’ cómo es la vida en prisión, una situación muy distinta a la vida de lujos a la que está acostumbrada la tonadillera. Las presas de la cárcel sevillana están impacientes y «muy contentas» ante la llegada de la tonadillera e incluso algunas están hablando ya de pedirle cantar o que participe en el coro de la prisión, algo que no sabemos si le hará mucha ilusión a la cantante.