Irina Shayk se ha convertido en una de las estrellas de la Mercedes-Benz Fashion Week Swin, la cita anual de moda de baño que acaba hoy en Miami y que ha reunido en la soleada ciudad a algunas de las top más deseadas de las pasarelas.

La modelo rusa, de 27 años, fue una de las más admiradas en los desfiles… y fuera de ellos. Solo hay que ver las imágenes para comprobarlo, mientras tomaba el sol y lucía sus curvas de infarto a la orilla del mar.

La novia de Cristiano Ronaldo, es la mejor publicidad de la firma Beach Bunny, de la que es imagen, ya que lució uno de sus diseños, un bikini con escote balconet, que cuesta unos 300 euros.

Irina Shayk

El biquini de Irina es de la firma Beach Bunny, de la que es imagen, y cuesta 300 euros.

Irina no estaba sola en la playa, a la que bajó aprovechando que tenía unas horas libres entre desfile y desfile. Con ella estaba uno de sus mejores amigos, Ali Kavoussi, que es además su agente, con quien disfrutó de una agradable jornada en el agua, y luego en las tumbonas, relajada, y olvidándose de todo. O quizás planeando su futura boda con el futbolista, algo de lo que ya os hablamos hace unos días (si quieres recordarlo pincha AQUI)

Irina Shayk

La novia de Ronaldo compartió confidencias y sombrilla con su amigo y agente Ali Kavoussi.

Eso sí, cuando llegó al hora de marcharse, Irina volvió a demostrar que es toda una top, y donde cualquier otro mortal se pondría un pareo, ella se colocó un minivestido de punto de la firma Missoni, que se ajustaba a su cuerpo como un guante… y cambió la tradicional bolsa de playa por un bolso blanco de Chanel.

Claro que, para alivio de muchas, Irina también ha confesado que mantener un cuerpo como el suyo exige algunos sacrificio, aunque sin duda la genética también ayuda: «Soy perezosa por naturaleza y además me gusta comer, así que no es fácil encontrar el equilibrio. Por eso intento controlarme y hacer deporte, sobre todo Pilates, y salgo a correr cuando estoy en Nueva York»

Irina Shayk

De regreso al hotel, luciendo un minivestido de Missoni y fabuloso bolso de Chanel.