Irina Shayk es una de esas super modelos cuya presencia revoluciona los desfiles y eventos a los que acude. Por lo menos en España. Pese a su extenso curriculum como modelo de moda y fotografía, Irina Shayk saltó a las portadas por su relación con el futbolista del Real Madrid Ronaldo. Tras romper con el deportista Irina Shayk ha estrenado nueva vida y nuevo amor en EEUU, concretamente en Nueva York. Durante la presentación de su desfile esta noche para la firma Pronovias dentro de la Bridal Fashion Week de Barcelona, Irina habló de su momento vital con la prensa. 

Irina Shayk posa para la prensa en la Bridal Fashion Week Foto: A.V.
Irina Shayk posa para la prensa en la Bridal Fashion Week Foto: A.V.

Minutos antes de la llegada de Irina Shayk al photocall se disparaban los rumores entre los corrillos de periodistas: «¿hablará sobre Bradley Cooper? ¿Estará embarazada? ¿Anunciará nuevo proyecto en el cine?. Y entonces, en mitad de la expectación y de un millar de flashes disparándose al mismo tiempo, llegó ella. Menos diva, menos altiva y también menos magnética que la fama que la precedía. El elenco de bellísimas compañeras de pasarela posando junto al diseñador evidenciaba que la Bridal Fashion Week poco tiene que envidiar a las mejores citas. La moda nupcial, con grandes firmas de sello español a la vanguardia, reivindica su lugar y esta cita en la ciudad condal consolida su poderío.

Irina Shayk junto al diseñador y sus compañeras de desfile para Pronovias
Irina Shayk junto al diseñador y sus compañeras de desfile para Pronovias

Irina Shayk aseguró sentirse «increíble y muy sexy» con los diseños de la firma Pronovias con quien ha trabajado durante años. También vestida de novia. «Siempre me encanta volver a España. He trabajando tantos años con Pronovias que su equipo es parte de mi familia ya. Sus diseños son el vestido perfecto para cualquier boda», explicó la top model quien en un primer momento del photocall parecía seria y distante, pero que pronto se soltó ante las cámaras y preguntas de la prensa, por originales y fuera de lugar que estas fueran.

Irina Shayk en la Semana de la Moda Nupcial de Barcelona Foto: A.V.
Irina Shayk en la Semana de la Moda Nupcial de Barcelona Foto: A.V.

La supermodelo rusa Irina Shayk se declaró fan absoluta de la comida española, especialmente del jamón, del que aseguró haber disfrutado la noche anterior en Barcelona. La gastronomía fue además el enganche de la prensa para preguntarle por su nueva pareja, el actor de Hollywood Bradley Cooper. «¿Cocina alguna vez para ti Bradley’, preguntó una periodista. «No hablo de mi vida privada», respondió una laconica Irina quien, sin embargo, minutos antes bromeaba con buen humor con los periodistas sobre si le gustaría o no casarse algún día.

«Claro que me gustaría casarme algún día. ¿A ti no te gustaría casarte?. Lo que no se es si será pronto porque ahora mismo llevo un rito de vida muy loco por mi profesión: muchos shows, viajes, shootings... estoy concentrada en este momento porque además lo disfruto mucho y me encanta», explicó Irina sin cerrar la puerta a que en el futuro, quizás, su relación con Bradley Cooper, cristalice en una boda. Hasta el momento la pareja ha preferido mantenerse alejados de los focos y, pese a que los rumores sobre su noviazgo comenzaron hace un año, aproximadamente, hasta hace un par de meses, en la fiesta L’Oreal de París, la pareja no se había dejado fotografíar en actitud cariñosa y trataba de esquivar a los paparazzis en los aeropuertos y calles de Nueva York.

Irina Shayk vestida por Pronovias
Irina Shayk vestida por Pronovias

Irina aseguró que echaba de menos España y Europa pero que, no obstante, actualmente su trabajo y su carrera profesional estaban en Nueva York, donde se ha instalado y donde asegura sentirse muy feliz. «Yo nací en Rusia y he vivido mucho tiempo lejos de mi familia. Me encanta Europa y vivir aquí, pero ahora estoy encantada en Nueva York y poder viajar desde allí a todo el mundo. Hace poco ha estado mi madre durante un par de meses en Nueva York y a ella también le ha costado dejar Nueva York», contó un sonriente Irina quien también se mostró muy humilde ante los halagos de la prensa.

«Creeme no me siento siempre sexy. Cuando me levanto por la mañana y me miro en el espejo no me veo sexy, pienso uggg tengo que ir al gimnasio. Pero es verdad que me gusta arreglarme y sentirme cool y chic», explicó Irina Shayk, apasionada de la moda y quien no dudó en lanzar un consejo respecto a los diseños de moda nupcial vistos es la Bridal Fashion Week de Barcelona: «En este show puedes ver mil items diferentes. Los vestidos y diseños de novia son perfectos para poder transformarlos, reutilizados o reeditarlos en una alfombra roja», contó la super modelo.    

Irina Shayk junto al diseñador de Pronovias
Irina Shayk junto al diseñador de Pronovias