La colaboradora de ‘Viva la vida’ ha desvelado que su marido, Kiko Rivera, estuvo esperando que su madre le mandara también un mensaje.


Irene Rosales está atravesando por uno de los momentos más difíciles de su vida. La mujer de Kiko Rivera está viviendo su peor año después de haberse enfrentado a la pérdida de sus dos progenitores. En su vuelta a ‘Viva la vida’ tras el reciente fallecimiento de su padre, la colaboradora se ha abierto en canal y ha hecho hincapié en todo el apoyo que ha recibido de su marido, así como el gesto que ha echado en falta de su suegra, Isabel Pantoja.

Telecinco

Irene Rosales no ha podido evitar emocionarse en su regreso a su puesto de trabajo tras fallecer su padre. La colaboradora de ‘Viva la vida’ reconocía que volvía con fuerzas al programa para así poder recuperar la rutina y estar junto a sus compañeros, quienes no han dudado en mostrarle todo su cariño en estos difíciles momentos. «Me emociona y me da mucha pena recordar a mi padre, pero tengo unas niñas que son para comérselas y me están cuidando muchísimo. La mayor es consciente de todo desde lo de mi madre. Me dejó en shock porque me dijo que si el abuelito estaba metido en una caja. Mi vida tiene que cambiar por completo, mi hija ha relacionado la muerte con la enfermedad y tengo que trabajar con ella para que vea que no es así», reflexionaba.

Irene Rosales también ha querido tener unas palabras de cariño hacia su marido, Kiko Rivera, quien, a pesar de estar en medio de una guerra familiar, ha estado junto a su mujer en todo momento. «Por la Covid todo ha tenido que ser muy limitado, a diferencia de mi madre, aún no estando presente, he sentido su calor. A Kiko lo he notado con más tristeza porque sé que siente que yo ya no tengo a mis padre y él está enfadado con su madre«, afirma.

El cálido mensaje de Isabel Pantoja a Irene Rosales

© Montaje SEMANA.

La colaboradora del programa de Telecinco ha querido entrar en detalles acerca del mensaje que le mandó su suegra, Isabel Pantoja, tras la muerte de su padre. Aunque reconoce que tuvo un buen gesto. «Es día que estuvimos en el tanatorio me llamó pero no pude cogerlo, me mandó un mensaje y la intenté llamar pero no me lo cogió. Le contesté a su mensaje. Fue un mensaje dándole el lugar a mi padre y lo especial que había sido para todos«, sentenciaba.

Sobre el gesto de Isabel Pantoja, Irene Rosales también confesaba que su marido esperaba que la tonadillera le mandara un mensaje dada la situación. Sin embargo, nunca llegó. No obstante, la de Sevilla reconoce que a pesar del difícil momento por el que estaban pasando, si echó en falta que su suegra hubiera estado. «Por mis niñas. Sé que obviamente tiene que estar mal y tiene que tener menos de tristeza que no se los querrá transmitir a las niñas. Entiendo que sí quiere coger a las niñas y llevárselas a otra casa, puede. Mis hijas preguntan por la abuela y nosotros le ponemos ‘Idol Kids’ para que  la tengan presente«, relataba Rosales con los ojos vidriosos y haciendo hincapié que la tonadillera era la única abuela que les quedaba a sus hijas.