Irene Montero, embarazada de nuevo: ella y Pablo Iglesias esperan una niña

Irene Montero y Pablo Iglesias esperan de nuevo un hijo. Tras dar a luz a sus mellizos de forma prematura hace 8 meses, ahora está embarazada de una niña

La familia crece para Pablo Iglesias e Irene Montero. La pareja ha anunciado este miércoles que están esperando la llegada de un nuevo retoño y es que la política está embarazada de una niña, tal y como ha compartido con sus seguidores a través de su perfil personal de Instagram. Una noticia bomba que ha llamado mucho la atención en las redes sociales, donde se comenta mucho lo inesperado de la noticia, dado que hace tan solo ocho meses fueron padres de mellizos y ya saben el sexo de su tercer hijo, por lo que la gestación de la política está ya avanzada.

Leer más: ¿Qué se dicen en privado Pablo Iglesias y los Reyes?

“Ayer a Noelia Vera le jugó una mala pasada el subconsciente en una rueda de prensa, pero no fue por el lenguaje inclusivo, sino por ser amiga antes que portavoz. Ella ya sabía que la familia crece. Leo y Manuel van a tener una hermana”, anuncia Irene Montero en su Instagram, restando importancia al desliz de su amiga, portavoz de Podemos, que habló de los “hijos e hijas” de Pablo Iglesias, despertando el interés de todos si se trataba del abuso del lenguaje inclusivo o si, tal y como se ha confirmado ahora, de la llegada de un nuevo retoño.

“Estamos bien, felices y preparadas para cuidarnos mucho y, a la vez, dar lo mejor de nosotras en estos meses decisivos”, continuaba Irene Montero relatando cómo afronta este nuevo reto, después de lo duro que ha sido su primer embarazo. Ella y Pablo Iglesias fueron padres por primera vez el pasado mes de julio de dos mellizos, Leo y Manuel, que llegaron al mundo de forma prematura, con tan solo 26 semanas de gestación.

Desde su prematura llegada al mundo, tanto Pablo Iglesias como Irene Montero se cogieron la baja laboral para centrarse en el cuidado de sus hijos y luchar para que salgan adelante. Parece que todo ha ido sobre ruedas, dado que se han lanzado a probar suerte y esperar con ilusión la llegada del tercer vástago que, como ya han dado a conocer, se tratará de una niña.