Irene Carbonero e Iker Casillas, el mejor apoyo de Sara Carbonero tras su operación de cáncer

Sara Carbonero sufre cáncer de ovarios y ha tenido que ser intervenida por ello, pero la presentadora no está sola. Desde que SEMANA hiciera público el ingreso de la periodista no ha habido día que Sara haya estado sola. En este durísimo proceso su hermana se ha confirmado como su mejor y más fiel escudera.

Sara Carbonero recibe la visita de amigos y familiares

Irene y Sara Carbonero, dos hermanas inseparables


Irene Carbonero es menor que Sara, pero desde que su hermana se convirtió en una de las mujeres más famosas de España, ella se convirtió en uno de sus principales apoyos. Como no podía ser de otra manera, la adversidad las ha unido todavía más y si Irene no dudó en viajar hasta Oporto cuando a Iker Casillas le dio un infarto, la rapidez con la que se erigió como la sombra de su hermana mayor cuando recibió la dura noticia del cáncer no fue menor. Durante los días que Carbonero lleva de ingreso Irene no se ha separado de los pies de su cama y, junto a Isabel Jiménez -íntima amiga de la paciente- es uno de los rostros que más se ha dejado ver a las puertas de la Clínica Ruber Internacional.

Como no podía ser de otra manera, Iker Casillas permanece al lado de su mujer en el que posiblemente sea el trance más complicado de sus vidas. El portero del Oporto se ha mostrado de lo más esquivo con la prensa y no ha pronunciado palabra alguna sobre lo que están viviendo, pero su rostro de preocupación es el claro reflejo del momento por el que pasan.

La propia Sara desveló en su perfil de Instagram el motivo por el que había tenido que ser intervenida y desde que lo hiciera las muestras de cariño han sido constantes. El hecho de que el anuncio de que sufría cáncer se produjera apenas dos semanas después del infarto que sufrió Iker Casillas ha dado a la noticia un tinte todavía más complicado que tanto los protagonistas como sus seres más queridos tratan aún de asimilar.