Última hora sobre el estado de salud de la infanta Pilar

La infanta Pilar ingresó el pasado 2 de febrero en el Hospital y dos días después tuvo que ser intervenida de urgencia. Tenemos el último parte médico

La infanta Pilar, de 82 años, ingresó de urgencia en el Hospital Ruber Internacional el pasado 2 de febrero. Dos días después tuvo que ser intervenida por una obstrucción intestinal y desde aquel día continúa ingresada en la clínica. Tenemos la última hora sobre el estado de salud a través del comunicado que ha enviado el propio hospital.

Leer más: La infanta Pilar, operada de urgencia por un problema intestinal

La hermana del rey Don Juan Carlos fue operada hace dos semanas

«S.A.R La infanta Doña Pilar de Borbón y Borbón permanece ingresada en el Hospital Ruber Internacional, tras haber sido intervenida el pasado día 4 de febrero de 2019. El curso postoperatorio continúa evolucionando favorablemente. Se prevé el alta hospitalaria próximamente, salvo incidencias no esperadas», cita el comunicado.

La hermana de Don Juan Carlos se encontraba pasando unos días en su residencia de la costa de Calvià, en Mallorca, pero tuvo que viajar de urgencia hasta Madrid por prescripción médica para ser ingresada. Desde el primer momento tuvieron claro que lo mejor sería que pasara por quirófano.

Durante este tiempo ha estado arropada por los suyos

Desde entonces, y ya lleva más de dos semanas, ha estado arropada por sus familiares. De hecho, este mismo martes recibió la visita de su hija Simoneta Gómez Acebo, quien no quiso hacer declaraciones a los medios de comunicación que se encontraban allí postrados. Además, la primera noche tras su operación la pasó junto a su hija y junto a Fernando Gómez Acebo. 

Leer más: Simoneta Gómez Acebo visita a su madre, la infanta Pilar, en el hospital

El último parte médico parece indicar que la recuperación de la infanta Pilar es favorable, pero que todavía tendrá que esperar unos días para recibir el alta médica. Mientras tanto seguirá recibiendo visitas de sus seres queridos, quienes ya están preparando su casa para recibirla. Estas buenas noticias supone un alivio para los borbones.