Así han sido los primeros días de Iñaki Urdangarin en la cárcel, según la monja de Brieva

Iñaki Urdangarin lleva ingresado en prisión tres días, y ya conocemos algunos datos de cómo está viviendo sus primeros días cumpliendo su condena en la cárcel de Brieva, Ávila. A pesar de que no vimos cómo entraba en el centro penitenciario, el marido de la Infanta Cristina ya está más que instalado.

[La reacción del hermano de Urdangarin tras su ingreso en prisión]

Sor Carmen, asesora espiritual en Brieva, no ha tenido reparo a la hora de hablar de cómo está viviendo Iñaki Urdangarin los primeros días en la cárcel.

Sor Carmen lleva 25 años visitando a los presos de esta prisión y ahora ha contado algunos detalles de cómo está viviendo el ex duque de Palma su día a día en Brieva a ‘El programa de AR’: «Es una cárcel muy tranquila y en la parte que está es la más tranquila. Está bien, es muy vitalista con los funcionarios y los trata con mucho respeto. Es muy educado», ha desvelado.

Sin reparo, se ha atrevido a desvelar, además, algunos de los últimos menús de los que ha disfrutado Iñaki Urdangarin: «El primer día comió un plato de judías verdes». El cuñado de Felipe VI podría tener la oportunidad de recibir la visita de un capellán, así lo ha asegurado Sor Carmen: «No le permitirán pasar a misa, porque está en los módulos de mujeres, pero si lo solicita, puede pasar el capellán a verle».

[¿Podrá la infanta Cristina visitar a Urdangarin en la cárcel? Sí, pero estas son las limitaciones]

«El capellán solo celebra una misa en Brieva, pero si Urdangarin quiere ir tendrá que hacerlo aparte para no coincidir con el resto de las mujeres presas allí. Es una de las normas de la cárcel, que no pueda coincidir con el resto», desvela una de las condiciones, aunque la cárcel le permite acogerse a este derecho.

Urdangarin tiene que limpiar su baño todos los días. Esta es una de las condiciones que tiene el ex duque de Palma.

Para Sor Carmen, Urdangarin ha cometido solo un desliz: «Yo si hablara con él, le diría que estuviera tranquilo, porque un desliz lo tiene cualquiera. Esto se va a acabar y esto no es eterno», le anima. Aún así asegura, que “nadie aguanta en la cárcel de Brieva sin fe. Si no tiene fe, es imposible vivir allí, a no ser que le dé a la mala vida, como muchas presas se dan, e incluso algunas se han suicidado”. Además, entiende que Iñaki se haya llevado la Biblia y un rosario.

Hablando de las presas, Sor Carmen explica cómo le han recibido las presas de esta cárcel: «Le han recibido bien, le pueden insultar, pero a sus oídos no llega». En cuanto a las tareas del día a día, Sor Carmen desvela que Urdangarin «tiene que limpiar su propia habitación y su baño, porque ninguna mujer puede entrar ahí».