El hijo de Bárbara Rey ha vuelto a mostrarse de lo más sincero y no ha tenido pelos en la lengua a la hora de asegurar que quiere a su madre, pero "lejos", y no ha dejado atrás a su hermana, Sofía Cristo, quien además atraviesa un complicado momento con su salud.