Sara ya luce un embarazo de cinco meses y tiene ya una abultada tripita. El bebé nacerá a principios de año y será un niño, tal y como la propia Sara confirmó en un acto la pasada semana en Madrid. Según Sara dijo se trataba de un bebé «muy querido y deseado». La periodista no pudo confirmar si el bebé nacería en Madrid o en otro lugar pero sí señaló que quería trabajar hasta que su embarazo se lo permita y que tanto ella como Iker estaban encantados con la llegada del bebé.

Ahora el guardameta, poco dado a exhibir su vida privada en público, ha querido hacer partícipes a todos sus seguidores de su enorme felicidad ante la llegada de su primer hijo y el amor de su chica.