Javier-Sardá-hija-Helena-sorpresa
Foto: RTVE

La hija de Javier Sardá regresa de Qatar para darle una gran sorpresa

La hija de Javier Sardá vive en Qatar, donde trabaja como periodista. Ha querido darle una sorpresa que ha puesto sus emociones a flor de piel

Javier Sardá está más acostumbrado a ser quien dé sorpresas cuando se pone frente a una cámara y no tanto a ser sorprendido en los platós. Aun así, el presentador vivió un momento muy emotivo, quizá uno de los más especiales de su carrera profesional en los medios y también para aquellos que han seguido de cerca su andadura profesional. El conductor de ‘La gran confusión’ siempre había dejado detrás de las cámaras su faceta más íntima y personal, pero esta vez se han saltado su máxima, lo que nos ha podido permitir ver por primera vez cómo es su hija Helena, a la que no habíamos podido poner cara hasta ahora.

Foto: RTVE

Estudiante de Ciencias Políticas, aprendió francés y árabe, y trabaja actualmente como periodista en Qatar. Después de una temporada sin venir a España, quiso darle una sorpresa a su padre volando directamente desde Qatar para este cometido y Javier Sardá no sabía nada de las intenciones de su hija. Loles León fue la encargada de anunciar la aparición en el paltó de una invitada muy especial y el presentador no daba crédito cuando accedió su hija Helena, a quien creía a miles de distancia: “Te tengo que decir que ha dado un salto tan cualitativo y tan grande de 6.000 kilómetros, y aquí tiene a Helena Sardá”, decía la actriz dando paso a la joven y con la mítica banda sonora del programa ‘Sorpresa, sorpresa’, lo que aportaba aún más emoción al momento del inesperado rencuentro.

Muy sonriente, Helena, la hija de Javier Sardá, abrazó a su padre: “Esta no te la esperabas”, se mofaba de cómo había logrado engañarle para darle esta sorpresa tan especial que pone broche y final al último episodio de la temporada de ‘La gran confusión’. Era una ocasión especial y así lo explicaba Helena Sardá: “Se nos hace raro estar juntos en un plató, porque siempre hemos querido mantener mi identidad al margen”. Pero esta ocasión bien merecía la pena: “Este último programa iba de la familia y yo, en estos últimos cuatro años, he tenido muchos momentos en la distancia y he dicho qué ocasión para decirte mi profunda admiración profesional y personal”, decía la joven, logrando emocionar a su padre, quien mantenía que “la admiración es mutua”.

Javier-Sardá-hija-Helena-sorpresa

Foto: Redes Sociales

Javier Sardá no se esperaba una sorpresa tal y se le veía especialmente emocionado y eso que él no es muy dado a mostrar sus sentimientos al público. Oír a su hija hablar tan bien de sus padres es un orgullo para él: “He tenido muchos privilegios en la vida de los que soy muy consciente, uno de los mayores es tener una madre y un padre que me han hecho sentir siempre tan querida y tan comprendida. Creo que cuando la familia te da esto, te lo da todo”, valora la joven por encima de cualquier aspecto material. Y este amor de su padre y su madre, Rosa María Grau, ha sido posible incluso cuando se separaron cuando ella tenía solo tres años. la relación con ellos, según Helena Sardá, es "fantástica" y puede presumir de tener los mejores padres del mundo, aunque hasta ahora ella había preferido mantenerse en un discreto segundo plano y no llamar la atención de los medios para proteger su intimidad. Algo que ahora ha optado dejar a un lado por un bien mayor y es que emocionar a un padre siempre merece la pena.

X