La que fuera finalista de la última edición de ‘Supervivientes’ ha compartido la mejor de las noticias después de unos días complicados: su hermano ha recibido el alta tras sufrir un ictus.


Ana María Aldón tiene motivos por los que sonreír. La que fuera finalista de la última edición de ‘Supervivientes’ ha compartido feliz y orgullosa que su hermano ha recibido el alta hospitalaria después de haber sufrido un ictus. Han sido unos días complicados, de preocupación y angustia, pero por fin todo ha quedado en un susto. Su hermano ya se recupera en casa.

Ella misma ha querido compartir la noticia con sus seguidores a través de las redes sociales con un mensaje de lo más emotivo: «Ya en casa. Un señor de los pies a la cabeza, la vida le da otra oportunidad para seguir dándonos lección de grandísima persona. te quiero», escribía emocionada.

Ana María Aldón comparte que su hermano ha recibido el alta

© Redes sociales.

Han sido unos días muy complicados para la familia de Ana María Aldón. La mujer de José Ortega Cano se veía en la obligación de viajar de Madrid a Cádiz -a pesar de que en ese momento había restricciones de movilidad en la capital por culpa del aumento de contagios del coronavirus- para ir a visitar a su hermano. Ahora ya respiran tranquilos y esperan a que su familiar se recupere en casa.

Su hermano sufría hace unos días un ictus, lo que le obligaba a viajar a Cádiz para estar con su familia en estos momentos tan difíciles. La ex finalista de ‘Supervivientes’ cogía todo lo básico para viajar hasta fuera de la capital cuando la situación por culpa del coronavirus está más complicada que nunca. El motivo por el que viajaba Ana María Aldón estaba más que justificado, por lo que pudo salir de la capital sin ningún inconveniente. Ella misma explicaba desde la estación de trenes Puerta de Atocha qué había ocurrido.

Quiso compartir su preocupación con sus seguidores

© Redes sociales.

«Hola, buenas tardes a todos, ni 24 horas en Madrid. Ayer a las 13.00 salí de Cádiz y ahora me vuelvo a Cádiz otra vez. Tengo un hermano al que le ha dado un ictus, pero está bien, se está recuperando, pero eso es motivo para irme y estar al lado de mi familia. Sobre todo por mi madre, que  tiene una edad, está malita. Ella no sabe lo que le ha pasado a mi hermano. Nada, me voy a acompañarla estos días», explicaba en su Instagram.

Después del viaje en AVE, Ana María Aldón llegaba hasta Cádiz, donde le recogía un familiar. En el coche iba su madre, que todavía no sabe nada de lo que le ha ocurrido a su hijo. Esto hacía que la mujer de Ortega Cano pidiera a la prensa que no le preguntaran delante de ella: «Mi hermano llevaba un par de días regular, pero está bien. Mi madre no sabe nada, para que no me preguntéis delante de ella», pedía Ana María en declaraciones a Europa Press.