La actriz vuelve a recibir un varapalo por el ingreso de su madre en el hospital cuando apenas queda un meses para que se cumpla un año de la muerte de su hijo. Ana Obregón y sus hermanas no se separan de Ana María en estos momentos.


La preocupación vuelve a estar presente en la familia de Ana Obregón tras el ingreso de urgencia de Ana María, la madre del clan. La actriz ha vuelto a recibir un varapalo tras el ingreso de urgencia de su madre, Ana María, en una clínica madrileña. En SEMANA te mostramos en exclusiva a partir de este miércoles imágenes de la intérprete junto a sus hermanas, quienes se turnan para que su progenitora esté todo el tiempo acompañada.

Estos turnos nos han permitido ver ahora a las hermanas de Ana Obregón, Celia y Amalia, que juntas han acudido durante la mañana del miércoles al hospital donde su madre se encuentra ingresada. En esta ocasión no ha estado junto a ellas la actriz, que podría estar en casa a la espera de hacer el relevo más tarde a sus hermanas.

Ocultas bajo sus mascarillas, obligatorias en nuestro país en espacios públicos, han llegado con un rostro visiblemente serio. Sin embargo, todo hace indicar que el estado de salud de su madre es estable. Así lo declaraba Susana Uribarri hace unas horas. «Que yo sepa, gracias a Dios, no tengo ninguna noticia grave, así que espero que todo salga bien. Sí, son momentos difíciles y esperemos que no vaya a más. Los quiero mucho a sus padres, porque los conozco desde pequeñita. Esperemos que se quede en un susto dentro de que son personas ya de una edad», desvelaba Susana sobre el estado de salud de la madre de Ana Obregón.

Celia y Amalia acuden al hospital para reunirse con su madre

© Gtres.

Para Ana Obregón el ingreso de su madre supone un nuevo varapalo, justo cuando queda un mes para que se cumpla el primer año de la muerte de su hijo, Álex Lequio. De esta fecha tan señalada hablaba precisamente Susana. «Será muy duro. Todos los días son duros para ella, pero ese día, en el que se cumple un año, no quiero ni imaginármelo», declaraba Susana Uribarri.

Mientras llega ese momento, Ana Obregón y sus hermanas están muy pendientes de su madre, que todavía está ingresada en el hospital. La última vez que pudimos ver a Ana María fue en una fotografía que publicó la propia Ana Obregón en su perfil de Instagram, justo el día del 95 cumpleaños de su padre. En la imagen aparecían sus padres muy sonrientes, lo cual sin duda tranquilizó a sus seguidores, pues fueron conscientes de que en ese momento ambos gozaban de buen estado de salud.

El clan Obregón no se separa de Ana María, que se encuentra «un poco mejor»

Vídeo: Europa Press.

Cabe señalar que no es la primera vez que la madre de Ana tiene que ser hospitalizada, prueba de ello, cuando en 2015 estuvo ingresada por un derrame cerebral y en 2017 por una dolencia cardiaca. Problemas que jamás han amilanado ni a Ana Obregón ni a los suyos, ya que una vez más se vuelve a demostrar que su familia es lo más importante para ellos. Muy unidos a todo su entorno, esta vez en redes no han dado pistas acerca de lo sucedido en los últimos días.