Harry de Inglaterra y Cressida Bonas, polémicas vacaciones en Kazajistán

Harry, de 29 años, llevó a su novia a Shymbulak, una exclusiva estación de esquí situada cerca de Almaty, la ciudad más grande de Kazajstán y, según «The Sun» la feliz pareja se alojó en el chalé que les cedió un amigo multimillonario, del que solo salieron para demostrar en las pistas sus habilidades con los esquíes… y para dar rienda suelta a su amor. La pareja viajó en avión privado desde Londres, y ya en Kazajstán, se trasladron a la estación de esquí en un helicóptero del Gobierno, un viaje cargado de privilegios que ha sido motivo de polémica en Reino Unido, sobre todo porque muchos ven en él un guiño a la exrepública soviética que puede perjudicar la imagen de la Monarquía británica.

Fue precisamente en una estación de esquí donde el romance de la pareja saltó a la opinión pública hace un año. Harry y Cressida, que empezaron a salir en el verano de 2012, después de que los presentara la princesa Eugenia, y un año después de que el príncipe rompiera definitivamente con la sudafricana Chelsy Davy, se dejaron ver abrazados y muy enamorados en la estación suiza de Verbier. Desde entonces, la pareja apenas se ha separado.

Cressida BonasCressida tiene 25 años, estudió danza contemporánea en la Universidad de Leeds y en el Conservatorio de Música y Danza Trinity Laban, en Greenwich, y ahora trabaja en una empresa familiar como comercial.

Según la prensa británica, tras superar algunos baches en su relación, Harry y Cressida han consolidado su noviazgo, y estas vacaciones privadas son una prueba de ello. Es más, las apariciones públicas de la pareja se han incrementado notablemente en las últimas semanas, y es en esto en lo que se basan los periódicos londinenses para asegurar que el compromiso de Harry y Cressida es solo cuestión de tiempo… y no demasiado.

Harry y Cressida BonasEsta imagen, tomada en la estación de esquí de Verbier, en Suiza, destapó el romance de la pareja en marzo del año pasado.

Hace muy poco, Cressida, que tiene 24 años, y que ahora trabaja en una empresa familiar como comercial, acompañó a Harry a un partido de Rugby, y días después a un concierto solidario en el estadio Wembley Arena de Londres. Allí, el príncipe se dirigió al público, unas 12.000 personas, mientras Cressida le observaba desde las gradas. Al día siguiente, los periódicos coincidieron al señalar que, tras el visto bueno de la reina Isabel, la abuela de Enrique, el proceso para el anuncio del compromiso estaba en marcha.

Cressida Bonas y la princesa EugeniaFue la princesa Eugenia, prima de Harry y amiga íntima de Cressida, la que presentó a la pareja en mayo de 2012.

Hay otro indicio, además, que corroboraría las sospechas de lo inminente de su anuncio de compromiso: según el periódico «Daily Mail», Harry habría invitado a Cressida a una cena oficial que se celebra hoy mismo, 27 de marzo, en el palacio de Saint James… Estamos muy cerca de comprobar la veracidad de los cada vez más insistentes rumores, que incluso ya hablan de una boda cercana. Si esta noche Cressida se viste de gala y acompaña a Harry a esta cena en Saint James, empezaremos a dar por hecho que en cuestión de meses los británicos irán de nuevo de boda… real.

Cressida BonasSegún la prensa británica, todo está preparado para que Cressy se convierta en la nueva princesa de Reino Unido.