Victoria Beckham llevó a sus cuatro hijos al campo de fútbol Parc-des-Princes para animar a su padre, David, en el partido que jugaba con su nuevo equipo, el Paris Saint Germain. Con ellos también estuvieron sus abuelos paternos,Ted y Sandra. Tanto la pequeña Harper comos los tres hijos mayores, Brooklyn, Romeo y Cruz, siguieron con gran interés el partido, animando a su famoso padre, cuyo equipo ganó frente al AS Nancy por 2-0.

Harper Beckham, fan de su padre David

Victoria con su hija, Harper Seven, y su suegra, Sandra, en el palco del estadio parisino.

David Beckham ha fichado para el resto de la temporada por el equipo parisino, pero tanto Victoria como los niños siguen residiendo en Londres: «Estoy muy emocionado con mi nueva etapa, pero Victoria y mis hijos siguen viviendo en Londres porque los niños van allí al colegio», dijo Beckham durante su presentación con el equipo francés.

Brooklyn Beckham

El mayor de los Beckham, Brooklyn, que cumplió 14 años el pasado 4 de marzo, estaba muy pendiente del partido.

Romeo Beckham

Romeo, de diez años, también animó a su padre.