Máxima, tan elegante como siempre, lucia un traje de noche en azul oscuro, llevaba el pelo recogido en un moño y lucía unos impresionantes pendientes de zafiro. El rey por su parte vestía de traje y corbata. La princesa Beatriz, de morado, llevaba una de sus ya típicas capas con remates de piel.

La sintonía entre nuera y suegra queda reflejada en estas imágenes ya que Máxima y la princesa Beatriz se dan frecuentes muestras de cariño en público y esta vez, no fue menos. Máxima se fundió en un cariñosísimo abrazo con su suegra cuando la recibió en la entrada a la fiesta.

maxima1

Los reyes de Holanda, Guillermo y Máxima

Dentro ya del recinto donde se celebró la fiesta, los reyes y la princesa Beatriz y el resto de miembros de la familia real se lo pasaron en grande y jugaron, divertidos con decenas de globos que se lanzaron para la ocasión.

beatriz-y-guillermo

El rey Guillermo con su madre, la princesa Beatriz

maxima-abrazo

La reina Máxima saluda cariñosísima a la princesa Beatriz a su llegada a la fiesta

globos

Dentro de la fiesta, la familia real de Holanda se lo pasó en grande, tal y como refleja esta imagen

globos2

Los reyes Guillermo y Máxima parecían estar pasándolo en grande