La duquesa de Cambridge desplegó toda su simpatía con los jugadores de la selección inglesa.

 

La pareja, que presenció un entrenamiento, deseó toda la suerte del mundo a los jugadores, que luchan actualmente por un puesto en el próximo Mundial.