guardiola2

Como un bávaro más, Pep Guardiola lució un sombrero alpino de fieltro color verde, una tradicional chaqueta marrón y los pantalones de cuero bávaro (lederhose).

guardiola3

Cristina también lució el tradicional Dirndl, el vestido de bávara indicado para esta emblemática fiesta alemana.

Pep Guardiola y su mujer, Cristina Serra, están encantados en la ciudad alemana de Münich, donde residen con sus tres hijos, Marius, María y Valentina, de 12, 10 y 4 años, respectivamente. El exjugador del Barcelona es ahora el entrenador del Bayern de Münich, un equipo que está llevando con pulso firme ya que hasta el momento es el único equipo de esta liga que sigue invicto y encabeza la clasificación.

Pep, que no bebe alcohol, no quiso, sin embargo, perder la oportunidad, como un bávaro más, de celebrar el Oktobertest y brindó para la prensa con una cerveza, la bebida protagonista de esta celebración.