‘Socialité’ ha detallado los entresijos de la entrevista histórica a la hija de Rocío Jurado: lo que hacía durante la publicidad y lo que ocurrió tras el final del programa.


El pasado miércoles, Rocío Carrasco concedía una entrevista en medio del parón de su documental para aclarar algunos de las dudas que habían surgido a raíz de su desgarrador testimonio. Una aparición en directo que ha supuesto un ante y un después en la historia de la televisión y la crónica social y que ha incrementado más si cabe el interés mediático sobre la hija de Rocío Jurado y el resto de personas implicadas en su verdad. Este sábado, hemos conocido más detalles sobre aquello que sucedió tras las cámaras y en las pausas de publicidad del programa especial de Telecinco.

Rocío Carrasco
Telecinco

«He entrado muy nerviosa, pero estoy bien«, reconocía la propia Rocío Carrasco a ‘Socialité’ minutos después de terminar su entrevista más esperada. Además, la hija de Rocío Jurado insistía en que se encontraba satisfecha por haber podido esclarecer algunos de los puntos sobre los que se sembró la duda.

Rocío Carrasco dio el pasado miércoles un paso adelante y hacía hincapié en el programa de María Patiño en que ya no tenía miedo. «Ya he hecho esto porque lo puedo hacer, pero que me encuentro fuerte para hacerlo. Ya el miedo pasó«, sentenciaba. Tras la finalización del directo, no dudó en hacerse una foto con los colaboradores del programa, así como con los dos presentadores, y al hacerlo soltó un divertido grito de guerra: «La 38 me aprieta el chocho».

Ante de que entrara a plató mientras que Blas Cantó versionaba una de las canciones de «La más grande», según explica el programa de Telecinco, Rocío Carrasco cenó antes de las nueve de la noche «una hamburguesa con queso, patatas fritas y un refresco grande» y se maquilló tan solo diez minutos antes del inicio del programa.

En un momento dado, la madre de Rocío Flores se sintió muy nerviosa hasta el punto en el que en determinadas situaciones llegaba a confesar que le faltaba el aire. Conforme pasaron los minutos, Rocío Carrasco cogió confianza y comenzó a sentirse más tranquila saliendo fuera de plató a respirar aire fresco en los minutos de publicidad.

Ilusionada por la intervención de Fidel Albiac

Fidel Albiac
Telecinco

Por otro lado, después de que el programa la sorprendiera con una videollamada sorpresa de Fidel Albiac, Rocío Carrasco confesaba a ‘Socialité’ lo ilusionada que estaba al ver a su marido interviniendo en televisión. «Me ha vuelto loco, no me lo esperaba ni por asomo. Sé que para él no ha sido fácil dar ese paso y me ha hecho mucha ilusión», aseveraba con una sonrisa de oreja a oreja.