Una-bajada-de-tension

El gran susto de salud de Laura Matamoros en ‘Supervivientes’

Las fuerzas empiezan a flaquear en ‘Supervivientes’. La última en dar un susto de salud ha sido Laura Matamoros, que ha sufrido una bajada de tensión por la falta de comida. El primero en preocuparse por ella ha sido Alejandro. El que fuera su gran amigo y confidente durante las primeras semanas de concurso, ha sido el primero en acudir a preguntar qué le ocurría.

Laura Matamoros le ha contestado con monosílabos, ya que desde hace unos días, la relación no está en su mejor momento. Alejandro fue el primero en interesarse y aun así recibió las críticas de Alba y Juan Miguel que estuvieron cuidando a Laura durante el percance.

Tras los cuidados de Alba y Juan Miguel, Laura Matamoros ha conseguido recuperarse poco a poco. A pesar de no tener fuerzas para levantarse al principio, la hija de Kiko Matamoros ha conseguido finalmente sentarse y sonreír. 

6Una bajada de tensión

una-bajada-de-tension

Laura Matamoros se ha tenido que tirar en la arena al no tener fuerzas. Ella misma ha asegurado que se trataba de una bajada de tensión.

5Sin poder levantarse

sin-poder-levantarse

Durante un rato, Laura ha tenido que estar tirada en la arena. La falta de comida empieza a hacer mella en los concursantes, que cada vez tienen menos fuerzas para seguir.

4Sin fuerzas

sin-fuerzas

Laura no tenía fuerzas para levantarse y en todo momento su rostro reflejaba cómo se encontraba.

3Alejandro, el primero en preocuparse

alejandro-el-primero-en-preocuparse

El primero en acercarse a Laura ha sido Alejandro, que se ha interesado por qué le ocurría. Laura, con monosílabos, le ha contestado. Y es que desde hace unas semanas, su relación no es lo que era.

2Muy preocupado

muy-preocupado

Preocupado, no se ha separado de Laura, algo que ha provocado las críticas de Alba Carrillo y Juan Miguel.

1Recuperada

recuperada

Poco después, se han acercado Alba Carrillo y Juan Miguel, que le han puesto una manta para que se recuperara. Al momento, Laura se ha podido sentar y su cara reflejaba que se encontraba mejor.