Telecinco

Gloria Camila, cabreada con Rocío Carrasco: "El daño a Rocío Flores ya está hecho"

La joven ha lamentado que su hermana haya decidido dejar de hablar de Rocío Flores ahora, cuando su imagen "ya está manchada" y ante un "daño psicológico" que "no se va a curar".

Este miércoles, Rocío Carrasco ha anunciado en el plató de 'El programa de Ana Rosa' su deseo de no volver a hablar de su hija. Una decisión drástica que se produce meses después de que tanto ella como Rocío Flores estén en el ojo del huracán. Cansada de los enfrentamientos en televisión con su única hija, la hija de Rocío Jurado ha anunciado que no está "capacitada emocional ni medicamente ni físicamente para dar pasos que se me piden a continuo. Las circunstancias no son las más adecuadas. Tengo esperanza de que algún día se pongan las cosas en su sitio y cada uno sea consecuente y consciente. Necesito tiempo para recuperarme. Es una puerta, simplemente. Esa puerta, de momento, se va a quedar así. Yo voy a apartar este tema a un lado».

"Al final, la imagen de Rocío ya está manchada"

Ante sus declaraciones, Gloria Camila ha respondido de manera tajante. La hija de José Ortega Cano, a la que le gusta contar "siempre la verdad", no le han gustado las palabras de su hermana. Cree que llega tarde y que el daño ya está hecho. "Sobre el tema de mi sobrina, apartarla ahora no tiene ninguna lógica. Aunque ya no hablemos de Rocío, al final, la imagen de Rocío ya está manchada y la imagen que tiene la gente de Rocío es otra que no va a cambiar por mucho que ahora aparques el tema".

La colaboradora de 'Ya son las ocho' ha recordado en su programa que Rocío "sigue sufriendo todos los días el acoso de la gente, insultos, amenazas y barbaridades que ahora no van a cesar porque no se hable de ella". Y ha lamentado "el daño psicológico que a Rocio le ha costado todo esto no se va a curar".

Rocío Carrasco plató

© Telecinco.

"No podemos ir por la vida de jueces cada uno. También tendremos que saber cómo se siente Rocío. A Rocío no se la ha escuchado todavía y se está todo el rato con el perdón y la sentencia...", añadía. "No digo que no hable nadie. Yo respeto las decisiones de todo el mundo, pero mi opinión es que aunque no se vuelva a hablar del tema o no se vuelva a tocar el tema, el daño psicológico ya está causado". Entiende "el dolor de la madre" y "el dolor de la hija", pero tiene claro que no pronunciarse sobre su hija no restará el dolor en modo alguno a ambas partes, en especial a su sobrina.

Gloria Camila tiene pocas esperanzas de que el temporal con su hermana amaine algún día. "Si no se habla con su hija que esta en primer lugar, o con su hijo, los demás estamos en un segundo lugar. Con ellos debería hablar en primer lugar y la familia está en un segundo plano", ha lamentado en el espacio de Sonsoles Ónega.

X