¡Hola a todos! Los bajos datos de audiencia de ‘GH Revolution’ hacen que se tengan que sacar ases de la manga como si fueran pipas. Esta nueva edición es la que menos tele espectadores está atrayendo. ¿Qué está pasando? ¿Cómo intentan resugirlo? ¿Es la culpa del presentador?

Jorge Javier, durante una gala de ‘Gran Hermano’ de la pasada edición.

Para empezar no cae bien Jorge Javier a los seguidores del reality show. Si bien la audiencia lo adora cuando presenta ‘Supervivientes’. Un programa que vive mucho más que este. ‘Supervivientes’ es su niño mimado, su ojito derecho. Mientras que, bajo mi punto de vista, creo que él mismo no cree en el formato de ‘Gran Hermano’.

Jorge Javier es bueno, muy bueno en ‘Sálvame’. Donde meter caña, sus comentarios irónicos y su forma de expresarse forman parte ya del programa de sobremesa de Tele 5. Mientras que… la audiencia no termina de aceptarlo para ‘GH’.

Jorge Javier y Mercedes Milá, en una imagen de archivo.

¿Y en qué punto queda aquí Mercedes Milá? Ella nació con el formato, creció con él y tristemente se fue con él. Porque ‘Gran Hermano’ ya no es lo que era. Atrás quedaron esos 5 millones de tele espectadores que se enganchaban a la televisión como si se le fuera la vida en ello.

Pero no todos son malas noticias. Mediaset, Vasile y Jorge Javier ha hecho algo por la audiencia este año. Devolverles el 24 horas, que tanto espectadores como incluso concursantes de ediciones anteriores, veáse Aritz (‘GH 16’) pedían a viva voz, y que ha sido en la cuarta gala cuando por fin dieron la feliz noticia a todos los que lo esperaban.

La gala se saldó con la salida de ‘La Yoli’ y Yangyang, Hugo y Miriam como nominados.

Por lo que, vamos a darle un voto de confianza a Jorge Javier, que ha sido el encargado de devolver a la audiencia su tesoro más preciado en una gala que estuvo marcada por la expulsión de ‘La Yoli’, y en la que salieron nominados Yangyang, Hugo y Miriam.