Gerard Piqué se enfrenta a 6 meses de cárcel por conducir sin puntos en el carné

La historia de desamor de Gerard Piqué con la Guardia Urbana vuelve a cobrarse un nuevo capítulo y es que el cuerpo de seguridad y el futbolista parecen no hacer buenas migas y él, como ciudadano, no se está ganando su afecto. Ahora, acaba de ser denunciado en la tarde de este viernes por pilotar su vehículo, a pesar de no tener puntos en su carné de conducir por otras infracciones que le han dejado el contador a cero.

3Así fue su detención

Eran las tres de la tarde de este viernes cuando una patrulla de la Guardia Urbana decidió dar el alto al vehículo de gran cilindrada que conducía Gerard Piqué. Se le pidió la documentación, momento en el que pudieron comprobar que la situación del futbolista catalán al volante era más que irregular, dado que carecía del mismo al perder los puntos reglamentarios.

2Un riesgo para la seguridad vial

Un cúmulo de infracciones al volante han dejado a Gerard Piqué sin puntos en el carné de conducir, por lo que no puede conducir hasta que pase el correspondiente aprendizaje al volante que le acredite como una persona que no ponga en riesgo la seguridad vial, su vida y la del resto de usuarios, tal y como ha informado la cadena Ser.

1Puede ir a prisión

Ahora, después de ser cazado en tales nefastas circunstancias, Gerard Piqué deberá pasar por el veredicto de un juez por un delito penal. Se enfrenta a una pena de seis meses de prisión, una multa que ascendería a los 288.000 euros o servicios a la comunidad durante al menos 90 días para compensar el mal ocasionado.