Froilán Marichalar y Mar Torres siguen adelante con su relación, a pesar de que las últimas informaciones apuntasen a que la pareja había roto y disuelto sus lazos de unión. Fue la semana pasada cuando diversos medios comenzaron a asegurar que entre el hijo de la infanta Elena y su novia existía una profunda crisis que, por consiguiente, había echado por tierra su proyecto de vida en común. No obstante, una nueva cita entre ambos deja al descubierto que su romance sigue en pie y que, de haber existido una crisis, la han superado.

La estrategia de Mar Torres para no ser ‘cazada’ tras su última operación estética

Froilán y su chica, Mar Torres, se han vuelto a dejar ver juntos en público el pasado miércoles 27 de noviembre en Madrid. La pareja ha sido fotografiada por las calles de la capital disfrutando de un romántico plan, que incluía el alquiler de patinetes eléctricos para salvar distancias dentro de la ciudad. Una cita, publicada este miércoles por la revista ‘Hola’, en la que se muestran en actitud cariñosa, con beso incluido, dejando claro que no han roto su relación, a pesar de que los rumores sonaron con fuerza hace tan solo unos días.

Cabe destacar que esta cita entre Froilán y Mar Torres, heredera del imperio El Pozo, tuvo lugar tan solo un día antes de que la joven volviese a entrar en quirófano para afinar sus facciones. La nuera de la infanta Elena se ha sometido a un bichectomía, tal y como ella misma adelantó en su perfil de Instagram y cuyos resultados ha publicado en exclusiva la revista SEMANA a través de fotos de antes y después de acudir a la cita con el cirujano.

La operación a la que se ha sometido la novia de Froilán Marichalar consiste en la extracción de las glándulas de Bichat, unas bolsas de grasas situadas en las mejillas, que le ayudarán a dotar a su rostro de un aspecto más fino y estilizado, con unos pómulos más marcados. Con ello, Mar Torres continúa con su particular transformación física, que pasa por la rinoplastia que se realizó la pasada primavera y los numerosos tratamientos estéticos para sacar un mayor provecho a su aspecto físico.