El torero no ha hablado de los motivos que le han llevado a tomar esta decisión, pero su actual situación personal podría tener mucho peso en ello. Tiene una contencioso judicial con su exmujer, Eugenia Martínez de Irujo, por la custodía de su hija Cayetana, a quien se quiere llevar a vivir con él a Sevilla y podría estar ya pensando en boda con Lourdes. 

 

Francisco, en la última corrida Goyesca de Ronda, el pasado mes de septiembre.