De hecho, Francis Montesinos ha anunciado que cierra su tienda de Valencia, una semana después de que la causa por abusos sexuales, corrupción de menores, pornografía infantil y drogas fuera archivada por un juzgado de Llíria (Valencia): «Cuando saltó todo esto se fueron anulando desde las cosas más insignificantes hasta los contratos más importantes. Se han caído todos los contratos y se han perdido todas las ferias que se tenían que haber hecho en esas fechas y los bolos en universidades. Son contratos que ya no volverán y su pérdida ha perjudicado gravemente a mi empresa».

francis-montesinos1

El diseñador valenciano, que fue imputado el pasado 4 de junio tras ser detenido y quedar en libertad provisional, considera muy injusto todo lo que le ha pasado: «No era necesario todo esto. La gente me conoce en España, pero sobre todo en Valencia. Voy a cumplir 64 años, para para lo que me queda de vida… No habría sido necesario llegar hasta ahí».

Y añade: «Ha habido intención de hacerme daño, seguro. La policía no es tonta, no va a una casa con once tíos armados y sale igual que ha entrado».

Toda esta traumática experiencia le ha dejado un recuerdo indeleble: «Preferiría que fuera un mal sueño. No lo voy a borrar en la vida. Ojalá me acuerde menos cada vez. Estos 50 días no se los deseo a nadie».

Pese a todo, no tira la toalla: «Ojalá se normalice todo. Aunque fuera poquito a poco me daría por satisfecho. Ha sido un castigo importante para mí y para mi empresa».