La joven abogada sevillana demostró mantener una relación muy estrecha y afectuosa con Cayetana Rivera, la hija de Fran y Eugenia Martínez de Irujo, con la que estuvo conversando distendidamente camino del coche en el que el grupo abandonó la estación del AVE sevillana.

Lourdes Montes y Cayetana Rivera en la estación del AVE de Sevilla

Lourdes Montes y Cayetana Rivera, la hija de Fran y Eugenia Martínez de Irujo, aún con el uniforme del colegio, se reunieron en la estación sevillana del AVE.

Cuando han cumplido su primer mes tras darse el ‘sí quiero’ Francisco Rivera y Lourdes van retomando su vida cotidiana en Sevilla, donde se reunieron con Cayetana, la hija del torero, a la que Fran está cada día más unido. Dentro de los últimos desencuentros familiares con su hermano Kiko, la presencia de Cayetana a su lado es un auténtico bálsamo para el hijo mayor de Paquirri y Carmen Ordóñez, en el centro de la polémica mediática desde su regreso de su luna de miel en Asia.

Francisco Rivera y su hija Cayetana en Triana, en Sevilla

Francisco bebe los vientos por su hija Cayetana, a quien le gustaría tener más cerca de él en su día a día, por lo que ha recurrido la sentencia que confirmaba la custodia de la joven para la duquesa de Montoro.

En Triana, el barrio sevillano al que tan unido se siente Fran Rivera, el torero olvidó ‘penas’ y exhibió la mejor de sus sonrisas con sus dos chicas: Cayetana y Lourdes. Antes de regresar a Sevilla el hijo mayor de Paquirri había protagonizado una ‘ronda’ telefónica y grababa por distintas cadenas de televisión, para cerrar capítulos familiares pendientes y dar respuesta a su hermano Kiko, el hijo de Isabel Pantoja, que había dicho en Sálvame Deluxe sentirse dolido con Fran porque no le había invitado a su boda con Lourdes.

Francisco Rivera y Lourdes Montes en Triana, en Sevilla

Francisco Rivera y Lourdes Montes, ante el emblemático Puente de Triana. El matrimonio fue a una misa rociera tras su breve estancia en Madrid, en la que el torero buscó un hueco para dar respuesta a los comentarios que sobre él hizo su hermano Kiko en Sálvame Deluxe.

En esta ocasión, lejos de quitar importancia a los comentarios de Kiko, Francisco Rivera ha tomado el toro del cisma familiar por los cuernos. Desmintió a Kiko y aseguró: “Es ridículo pensar que no he invitado a mi hermano Kiko. Le pedí a Cayetano su teléfono, le llamé varias veces y, como no me lo cogía, le dije a Cayetano que si hablaba con él le dijera que estaba invitado. Lo estaban los tres: Kiko no fue; y Cayetano y Julián sí lo hicieron. Pensé que estaba trabajando ese día, como había dicho”.

Francisco Rivera y Lourdes Montes en Triana, en Sevilla
Francisco Rivera desmiente que no invitase a su hermano Kiko a su boda con Lourdes Montes en Ronda: «Lo llamé varias veces y como no me cogía el teléfono le pedí a Cayetano que si hablaba con él le dijese que estaba invitado».

Ya puestos a aclarar conceptos, sin escudarse en paños calientes también desmintió Fran Rivera que Kiko le hubiese devuelto los trajes de torear y enseres personales de Paquirri que tanto reclamó para él y su hermano Cayetano la fallecida Carmen Ordóñez: «Mi relación con Kiko no es buena… Llevo 30 años esperando a recibir las cosas de mi padre, que le he pedido a él y que están en poder de su madre, Isabel Pantoja«.

Las hostilidades están abiertas, a criterio de Francisco Rivera, que dice sentirse harto de que «Siempre haya alguien dispuesto a hablar mal de mí, previo pago… Es una pena». Además hace una recomendación a su hermano Kiko:_: «Los problemas de casa se lavan en casa».