Felipe y Matilde forman parte de la nueva generación de soberanos europeos y han sido muy bien recibidos por los ciudadanos. Los últimos sondeos afirman que la popularidad de los nuevos soberanos ha pasado del 51%, días antes de la coronación del 21 de julio, al 68% en la actualidad. El entusiasmo de los belgas se refleja en las distintas paradas que están realizando en su tour de presentación.

Felipe y Matilde pasaron sus vacaciones de verano en la isla francesa de Yeu en compañía de sus cuatro hijos: la princesa heredera y nueva duquesa de Brabante, Elisabeth, de doce años; Gabriel, de diez; Emmanuel, de ocho; y Eleonor, de cinco. Ahora los pequeños han vuelto al colegio y los reyes han empezado su nueva andadura.

Visita Wavre

Matilde se mostró muy cariñosa con los más pequeños.

Visita Wavre

La nueva reina de los belgas volvió a destacar por su discreta elegancia.